Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fotografía irrumpe en la National Gallery

La pinacoteca celebra la primera exposición de este tipo en su historia, 'Seducidos por el arte', que presenta noventa imágenes primigenias y actuales

'The Destroyed Room', 1978, de Jeff Wall Ver fotogalería
'The Destroyed Room', 1978, de Jeff Wall

El arte de la fotografía ha entrado por la puerta grande en la National Gallery, de la mano la primera exposición que le dedica la pinacoteca londinense en toda su historia. Las obras de fotógrafos pioneros y asentados artistas contemporáneos se despliegan a partir de esta semana junto a algunas de las pinturas que los inspiraron, en una muestra singular que busca explorar sus vínculos con la tradición histórica de las bellas artes.

Seducidos por el Arte: pasado y presente de la fotografía, (hasta el 20 de enero) ha reunido casi noventa fotografías, en un recorrido que combina obras primigenias con las propuestas actuales que firma una diversidad de artistas con proyección internacional. Este despliegue de retratos, naturalezas muertas y paisajes se exhibe en compañía de sus referentes pictóricos, que se presentan tanto a través de reproducciones como de los propios cuadros originales, procedentes de la vasta colección de la National Gallery.

Entre los primeros fotógrafos del siglo XIX, la exposición pone el acento en figuras de los tiempos victorianos que tomaron como referente el arte histórico y los grandes maestros para “elevar el estatus” del nuevo género que habían abrazado. Así por ejemplo, la Madonna que captura la cámara de Julia Margaret Cameron en 1865 (Light and Love) bebe de la iconografía renacentista, mientras los retratos de su coetáneo David Wilkie Wynfield muestran la influencia barroca de Anton van Dyck.

Los fotógrafos de hoy trabajan con un género ya afianzado y reconocido, pero no por ello han dejado de mirar y de reinterpretar a grandes pintores como Caravaggio, Constable, Degas, Delacroix o Ingres. El lienzo que Thomas Gainsborough dedicó a Mr y Mrs Andrews en un posado clásico de 1750 tiene su recreación moderna en otra pareja también inglesa retratada en su casa pareada por Martin Parr más de dos siglos y medio después. Los atuendos y el entorno han cambiado radicalmente, pero los dos artistas plasman en sus respectivas propuestas el orgullo de una clase acomodada social y económicamente. Otra fotografía a gran escala del ataque estadounidense sobre posiciones talibanes en 2001, que firma Luc Delahaye, recuerda en su composición a La Batalla de Jemappes (1821), de Emile-Jean-Horace Vernet.

La muestra incluye trabajos más experimentales, como las obras de Sam Taylor-Wood basadas en el tiempo o la naturaleza muerta digital de Ori Gersht, al tiempo que investiga los métodos artísticos de los fotógrafos contemporáneos. Pero incluso haciendo uso de los recursos técnicos e innovadores de la era digital y de las avanzadas herramientas para manipular las imágenes, continúan investigando los temas y procedimientos de la pintura histórica y también de los inicios ya lejanos de la fotografía.

El próximo año, Seducidos por el Arte contará con su exhibición para el público español, primero en CaixaForum de Barcelona (21 febrero-19 de mayo) y luego en la sede la misma institución en Madrid, del 18 de junio al 15 de septiembre.