Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Virtualmente Leonardo

La BNE presenta el proyecto 'Leonardo interactivo', la digitalización de los Códices 'Madrid I y II'

José María Lassalle anuncia una próxima ley de autonomía para la institución

En junio de 2010, el pueblo digital habló: ante la pregunta de cuál desearían que fuera la próxima obra de la Biblioteca Nacional que se sometiera a un proceso de digitalización –tras El Quijote, cuyo contenido virtual se lanzó en octubre de 2010, y que desde entonces lleva acumuladas 2.300.000 visitas-, los usuarios de Facebook (125.000 siguen a la institución) votaron por los Códices Madrid I y II, en los que Leonardo da Vinci recoge en textos y dibujos una gran cantidad de sus ideas sobre geometría y construcción, así como un buen número de proyectos de ingenios mecánicos. La valiosísima obra, que fue redescubierta entre los ingentes fondos del organismo en 1964, tras 150 años en el limbo, supone el 10% de la producción escrita del genio del Renacimiento. Los dos volúmenes, que se sometieron a un exhaustivo proceso de restauración, se expusieron hace unos meses en la sede de la BNE, en una muestra que continúa disponible en Internet.

Un dibujo de Leonardo da Vinci
Un dibujo de Leonardo da Vinci

La respuesta ha llegado hoy con la presentación de Leonardo interactivo, un proyecto “multimedia, multicanal y multidispositivo”, como lo ha definido Juan Gili Manzanaro, director de márketing de Telefónica, ya que presenta contenidos en diferentes medios y se puede acceder a él a través de las redes sociales tanto desde ordenadores como terminales móviles. La empresa, que suscribió un acuerdo en 2008, se comprometió a aportar hasta 10 millones de euros para la digitalización del fondo libre de derechos de autor de la Biblioteca, del que ya se han procesado 100.000 obras.

“Es una satisfacción, en tiempos en los que parece que solo se pueden dar malas noticias, abrir esta ventana a la esperanza y la ilusión”, ha señalado José María Lassalle, el secretario de Estado de Cultura, que ha participado en el acto de presentación. Entre los planes de futuro para la BNE,  Lassalle ha indicado además que se encuentra el de articular una ley de autonomía para que esta pueda contar con sus propios medios y recursos, como ya ocurre con los museos del Prado y el Reina Sofía. “Espero que esté lista para finales de este año o principios del próximo”, ha concretado. “Nos acercamos a ese modelo de corresponsabilidad social como el que prevé la futura ley de participación cultural [la ley de mecenazgo], en la que estamos trabajando y que lograremos sacar en el futuro”.

Leonardo interactivo, que incluye 718 páginas digitalizadas en las que se presenta la transcripción del peculiar e incorrecto italiano de Leonardo y su traducción al español, así como contenidos diversos que van desde animaciones en 3D, a un mapa cronológico con fichas que contextualizan a Leonardo en su tiempo, pistas de música de la época, hotspots que enlazan a información adicional o animaciones flash, pone además la guinda a los actos de celebración del tricentenario del organismo.

El proceso de digitalización, como ha querido recordar Glòria Pérez-Salmerón, la directora de la BNE, es además una clave fundamental para la difusión de los contenidos de los libros que custodian, entre los que se acumulan todas las obras editadas en España. Para llevar a término Leonardo interactivo, se han invertido más de 20.000 horas de trabajo por parte de 40 profesionales multidisciplinares, lo que en sí supone “una metáfora de la personalidad de Leonardo”, como ha puesto de relevancia Isabel Bordes, jefa de servicio de la Biblioteca Digital. “La BNE, y no me cansaré de decirlo, es una institución de cabecera”, ha concluido Lassalle. “Su vocación de apertura y su relación con las nuevas tecnologías permiten canalizar de forma más democrática la participación cultural”.

Más información