Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE da vía libre a las obras ‘huérfanas’

Instituciones públicas, bibliotecas y museos podrán poner a disposición del público y de manera gratuita las fotografías, películas, textos y otras obras

Tendrán que haber realizado sin éxito una “búsqueda diligente y de buena fe”

El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer una directiva que permitirá a instituciones públicas, bibliotecas y museos poner a disposición del público y de manera gratuita las fotografías, películas, textos y otras obras consideradas “huérfanas”. Es decir, aquellas piezas protegidas por derechos de autor, pero cuyos titulares no han sido localizados.

La norma, que cada estado miembro de la Unión aplicará en un plazo de dos años, establece que sólo podrá considerarse una obra huérfana si se ha realizado sin éxito una “búsqueda diligente y de buena fe” del titular de los derechos de autor, ya sean herederos, familiares o fundaciones legatarias.

“Las entidades tendrán que consultar las fuentes adecuadas en función de la categoría de la obra, siempre antes de su uso”, especifica la directiva. Las fuentes que describe la norma estarán determinadas por cada estado. La búsqueda debe empezar en el lugar de origen del autor y puede ampliarse “si existen pruebas que sugieran que en otros países existe información pertinente sobre los titulares de los derechos”.

“Esta norma mejorará el conocimiento de obras que quedan relegadas al olvido porque se desconoce el autor o porque los herederos no saben cómo comercializarla”, apunta Paloma Llaneza, abogada experta en propiedad intelectual.

Las instituciones podrán poner a disposición del público este patrimonio a través de su digitalización, siempre sin ánimo de lucro ya que los beneficios obtenidos durante el uso y explotación de las obras tendrán que destinarse a cubrir los costes generados.

En caso de que apareciese el autor o heredero de una creación, este tiene el derecho a decidir en cualquier momento que su obra ya no es huérfana, y así poner fin a su exposición, además de solicitar una compensación. Este extremo también será determinado en cada estado. La única consideración que hace la directiva es que las compensaciones que puedan asumir las instituciones públicas se fijen caso por caso y no sean muy elevadas.

Una vez que una obra es considerada huérfana en un país de la Unión Europea pasa a serlo en todo el espacio comunitario.