Peter Hook: “Los Sex Pistols y el punk marcaron nuestro camino”

El bajista ha formado parte de dos grupos legendarios como Joy Division y New Order Su participación en el festival Portamérica a punto ha estado de coincidir con la de sus ex compañeros en el FIB de Benicassim

Peter Hook montará su set de DJ en el festival Portamérica
Peter Hook montará su set de DJ en el festival Portamérica

Pocos artistas pueden presumir de que su vida haya sido llevada dos veces al cine. Aunque ni en 24 Hour Party People (Michael Winterbottom, 2002) ni en Control (Anton Corbijn, 2007) los actores que le interpretaban ocupasen el papel principal, el Peter Hook de la vida real ha sabido sobreponerse a la muerte del protagonista, el cantande de Joy Division, Ian Curtis, y eludir ser engullido por la leyenda.

A rey muerto, rey puesto, debieron pensar los miembros supervivientes cuando conocieron la noticia de la muerte de Curtis. Por eso no se recrearon en el lamento y salieron adelante con un nuevo vocalista y proyecto, New Order, con el que decidieron que no iban a vivir de las rentas, así que abrazaron la electrónica erigiéndose en los héroes del movimiento Madchester.

Pero cuando parecía que con una carrera de más de 30 años el grupo podía aprovechar para vivir un semirretiro dorado con alguna que otra aparición puntual para rellenar las arcas cuando fuera preciso, el fuerte carácter de Hooky, como le apodan cariñosamente, provocó un cisma tras el cual New Order cerró filas con un nuevo bajista y él se decidió por desempolvar los clásicos de Joy Division y pasearlos por los escenarios de medio mundo, y ¿por qué no?, también se apuntó a la moda de los rockeros reconvertidos en DJ.

Aprovechando su presencia en el festival Portamérica de Pontevedra el próximo 20 de julio, donde el morbo está asegurado tras el paso de sus ex compañeros por el FIB, hoy nos ofrece una demostración de sus habilidades como DJ pinchando a sus artistas favoritos.

1. Nico - Chelsea Girls. Siempre me ha encantado este disco por la maravillosa producción de John Cale de la Velvet Underground, que también produjo el primer disco de los Happy Mondays. Todo el álbum es muy completo, desde las canciones hasta la orquestación y la producción. Conocí a Nico cuando vivió en Manchester cerca del final de sus días. Incluso llegó a tocar en el club Hacienda. Además, la Velvet Underground ha sido siempre una de mis máximas influencias de toda la vida.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

2. Lou Reed - Berlin. De nuevo, la influencia de la Velvet Underground. Este es un álbum emotivo y ensoñador. Te posee desde la primera escucha, y de muchas maneras suena como si se poseyera a sí mismo.

3. Ian Dury - New Boots And Panties. Uno de los primeros discos a los que presté completa atención y escuché de principio a fin. Ian Dury tiene todo un carácter y fue tan fantástico e inteligente con estas letras que realmente se merece tu interés. Más que cantante, Dury es un narrador muy individual y talentoso, y sigo viéndole como uno de los artistas más grandes.

4. Sex Pistols - Never Mind the Bollocks. Otra vez, un disco y un grupo que han tenido un potente efecto en mi vida. El disco me tocó en un concurso en 1976 y, para mí, todo empezó en ese momento. Los conocí en los conciertos de Free Trade Hall, cogí el bajo y formé Warsaw y luego Joy Division. Fueron los Pistols y el punk lo que marcó nuestro camino.

5. The Clash – The Clash. Un disco que suena tan nuevo y excitante a día de hoy como cuando se publicó. Por entonces, yo vivía por y para el punk, y esto encapsulaba todo lo que me interesaba. Se me metió entre ceja y ceja y es un compendio de todo lo que siempre quise decir y hacer. Sigue siendo uno de los mejores debuts de la historia.

6. The Streets – A Grand don’t come for free. Me entristece que Mike Skinner haya decidido acabar con este proyecto, porque junto con Ian Dury y John Cooper Clarke, sus letras son de las más inteligentes y realistas. Construye historias y mundos en su música que parecen realmente verdaderos. Este, su segundo disco, es realmente un trabajo completo, muy cohesionado y compacto. Es el mejor disco que firmó como The Streets.

7. Roxy Music - Roxy Music. El mejor glam rock en plena forma a comienzos de los setenta. Un disco que no ha envejecido y tiene el honor de ser mi disco favorito de mis días previos al punk.

8. Cockney Rebel – Psychomodo. Mi otro disco favorito antes del punk tiene grandes canciones y una atmósfera en la que sumergirse a pesar de ser un álbum en el que es difícil entrar.

9. Joy Division – Closer. Siempre me ha encantado este disco desde el día mismo en que lo grabamos. A pesar de estar teñido de recuerdos tristes, me siento unido a él y puedo disfrutarlo gracias al trabajo que creamos junto a Martin Hannet. Sigue siendo un gran disco.

10. New Order – Technique. Me temo que esto es guilty pleasure. Me recuerda el dolor y el sufrimiento, la agonía y el éxtasis de haberlo grabado en Ibiza. Mi jefe Tony Wilson siempre me recordó que fueron las vacaciones más caras que me he tomado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS