Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'INFILTRADOS EN CLASE'

El instituto es la vida

O se está en el instituto o se está deseando llegar al instituto o se siente nostalgia del instituto o se quiere olvidar el instituto. He aquí otra posible división de la humanidad. El instituto como motor de nuestras vidas, para despegar o para seguir despeñándose. ¿Tanto eres allí, tanto serás? Quizá. Y el cine se sigue aprovechando de ello, esta vez con Infiltrados en clase, otro regreso a la escuela: el de un par de policías novatos, tan distintos como suelen ser los protagonistas de las películas de colegas (buddy movies), encargados de un caso de drogas juveniles. Y aunque en ella se den cita casi todos los estereotipos, tanto en los roles como en la narrativa autorreferencial, el guion de Michael Bacall (buen crédito: es el escritor de Scott Pilgrim contra el mundo) y el también actor Jonah Hill tiene suficientes puntos álgidos como para que se acabe olvidando su parte más débil: las secuencias de acción, excesivamente alargadas en la parte final.

Basada en la serie de televisión de los ochenta Nuevos policías (21 Jump Street), protagonizada por un joven Johnny Depp (atención al cameo), Infiltrados en clase viene a ser también una especie de puesta al día de aquel Regreso a la escuela comandado por Rodney Dangerfield en 1986, comedia en la que la mecha del humor siempre la encendía el contraste entre la nostalgia por un pasado glorioso o borroso y una necesaria redención a través del comportamiento adulto. Un gamberrismo de talla mediana tirando a grande que encantará a los que ahora están en el instituto y que traerá buenos recuerdos a los que luchaban contra el acné en los ochenta.

'Infiltrados en clase'

Dirección: Phil Lord, Chris Miller.

Intérpretes: Jonah Hill, Channing Tatum, Dave Franco, Ice Cube, Rob Riggle, Ellie Kemper, Chris Parnell.

Género: comedia. EE UU, 2012.

Duración: 109 minutos.