Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao, capital del antiguo Egipto

El teatro Arriaga recupera la opereta bíblica 'La corte de faraón', estrenada en 1910 y censurada por el franquismo por picante

Ensayo general de la zarzuela 'La corte de Faraón' en el teatro Arriaga de Bilbao
Ensayo general de la zarzuela 'La corte de Faraón' en el teatro Arriaga de Bilbao El País

Si la España más castiza se pudiera teletransportar al antiguo Egipto para montar un espectáculo musical, el resultado, quién sabe, a lo mejor se parecería a la zarzuela que presenta hoy el bilbaíno Teatro Arriaga. Coproducida junto al Teatro Campoamor de Oviedo –adonde viajará posteriormente-, La corte de Faraón recupera la opereta bíblica en un acto escrita por Guillermo Perrín y Miguel de Palacios y estrenada el Teatro Eslava de Madrid en 1910. Dirigida ahora por Emilio Sagi, la pieza desapareció del cartel durante la época del franquismo, que la censuró por su género sicalíptico. O sea, por ser picante.

“Decidimos hacerla porque es una zarzuela de calidad”, cuenta Sagi, “aunque había sido muy maltratada”. Con una presentación cercana al género de la revista, la historia cuenta las desventuras del casto José, un habitante del Egipto de los faraones a quien dos mujeres se sortean contra su voluntad. “Nos hacía gracia el argumento de que todo funciona por el látigo de los deseos sexuales, y el público necesita algo que le emocione, que le dé energía positiva”, asegura. “Es una obra claramente irreverente, con muchos segundos sentidos, palabras que pueden significar cosas diferentes… Son esos elementos, que son sumamente divertidos, los que molestaron a la censura franquista”.

Ensayo general de la zarzuela 'La corte de Faraón' en el teatro Arriaga de Bilbao
Ensayo general de la zarzuela 'La corte de Faraón' en el teatro Arriaga de Bilbao El País

La música, original de Vicente Lleó, está interpretada por la joven orquesta BIOS, dirigida por Carlos Aragón. “Es una zarzuela cercana a la opereta europea, con mucho glamour y melodías pegadizas”, apunta Aragón. Y aunque por su carácter sicalíptico la música ha sido “denostada”, lo cierto es, dice el director musical, que “es una obra maestra”. “Hay una orquesta sinfónica en toda regla, con la paleta de los grandes compositores”, apuntilla. “Hay 23 instrumentos de cuerda, además de vientos de madera, trompas, trompetas, una lira, un arpa…”.

Si el teletransporte fuera de verdad una opción, y lo que se trasladara ahora fuera la producción del Arriaga para ponerla frente a la original de principios del siglo pasado, el resultado, aseguran tanto el director de escena como el musical, sería básicamente el mismo. “Solo hemos hecho unos muy pequeños cambios”, puntualiza Sagi, “los chistes originales eran muy buenos, la gracia esta ahí; lo único es que hemos añadido algunos nuevos para actualizarlo”. En cuanto a los números musicales, estos son, según señala Aragón, “exactamente iguales. No hemos añadido ni quitado nada. Lo único es que hemos repetido alguno, pero no voy a revelar más porque eso forma parte de una sorpresa que hemos preparado”.

Aunque esta zarzuela no había subido a los escenarios en décadas, ya había sido recuperada para la gran pantalla por José Luis García Sánchez en la película de 1985 y del mismo nombre que protagonizaron Ana Belén, Antonio Banderas, Fernando Fernán Gómez, José Luis López Vázquez y Agustín González. Y en los años 50, Miguel Ligero versionó las canciones en un disco. Esta nueva representación de La corte de Faraón se podrá ver los días 19, 20, 21, 26, 27 y 28 de abril a las 20.00. “Esperamos que el público se divierta mucho”, concluye Sagi, “si es así a lo mejor en el Arriaga nos lanzamos a hacer una revista moderna”.