Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vea 'La Bohème' de la crisis del Liceo

Una escena del primer acto de la ópera de Puccini. La representación devino en arma de lucha de los empleados del coliseo barcelonés para impedir el ERE

Hay óperas que van unidas a la historia un teatro lírico; títulos que vieron la luz en su escenario, que han marcado su devenir, que constituyen un hito su programación. Para el Liceo de Barcelona tienen significación especial Ana Bolena, por ser la primera ópera que se presentó, en 1847; Guillermo Tell, porque era la que se cantaba cuando, en 1893, Santiago Salvador hizo estallar una bomba en la platea del teatro; Aida, por ser la más representado en su historia; Matías el pintor, porque estaba en cartel cuando ardió el Liceo el 31 de enero de 1994; Turandot, por inaugurar el nuevo teatro, y desde la noche del lunes 27 de febrero también La bohème, que ha adquirido un significado muy especial en el coliseo lírico barcelonés, al menos para sus trabajadores.

Y es que la popular obra de Puccini ha devenido estandarte y arma de lucha de los empleados del Liceo para impedir que el expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que pesaba sobre sus cabezas se hiciera efectivo, se cancelara parte de la programación y se cerrara el teatro dos meses. Y para que nadie lo olvidara, a las puertas del teatro los representantes de los trabajadores repartieron octavillas en las que explicaban los motivos que les llevaron a convocar la huelga que puso en riesgo las 18 funciones de La bohème y el pacto con la dirección del coliseo para que retirara el ERE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >