Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Davy Jones, un inglés en Los Monkees, el grupo inventado

La banda nació para protagonizar una serie de televisión

Davy Jones (segundo por la izquierda) con Los Monkees en 1967.
Davy Jones (segundo por la izquierda) con Los Monkees en 1967.

El actor y cantante Davy Jones murió el 29 de febrero en Florida a los 66 años de un ataque al corazón. Jones, que nació en Manchester en 1945, comenzó su carrera como actor infantil en la serie de televisión Coronation street y más tarde participó en el musical Oliver! Cuando se planea el estreno en Broadway él se va a Nueva York con la producción. Meses después su representante le informa de que dos productores buscan a jóvenes de sus características para una nueva serie de televisión que pretendía recrear la vida de un grupo de música. Jones se presenta al casting y es elegido como uno de los protagonistas. Así se convierte en uno de los Monkees, el único inglés de los cuatro.

La idea de The Monkees era crear un producto total. No solo una serie, también se editarían discos con el nombre de la banda. Harían giras y se crearía un merchandising. Se trataba de inventar un remedo de los Beatles, pero de unos Beatles muy concretos, los que aparecían en ¡Qué noche la de aquel día!, la película de 1964 en la que los de Liverpool mostraban su cara más amable. Unos chicos gamberros pero encantadores, inteligentes, guapos y de buen corazón. El tipo de chico que cualquier madre estadounidense blanca de clase media de los sesenta querría como yerno. Algún crítico inventó pronto el sobrenombre que les perseguiría desde entonces: eran los Prefab Four, el primer grupo prefabricado de la historia.

The Monkees fue un éxito espectacular que apenas duró dos temporadas, de septiembre de 1966 a marzo de 1968, cuando se hicieron populares con canciones como I’m a believer. En ese periodo editaron cinco álbumes que fueron número uno en Estados Unidos y Reino Unido. En los dos primeros no tocaban, solo ponían las voces.

Ellos, sin embargo, nunca se contentaron con ese papel. Pretendían ganar más protagonismo, ser un grupo respetable. A partir de su tercer largo, Headquarters, ya toman las riendas. En el verano de 1967 planean una gira con Jimi Hendrix, con el que habían coincidido en el Festival de Monterrey, pero su público no entiende al guitarrista y le abuchea sistemáticamente. En el grupo empieza a cundir el desánimo. Se dan cuenta de que nadie espera de ellos que sean artistas.

El éxito del grupo apenas duró dos años pero alcanzaron el número uno en Estados Unidos y Reino Unido

Cuando se cancela la serie intentan un paso ambicioso. El salto al cine con Head, una película antibelicista protagonizada por Jack Nicholson y una banda sonora psicodélica, lo que tocaba en la época. Pero el fracaso les devuelve a la realidad. El disco apenas se coloca entre los 50 álbumes más vendidos. Siguen en marcha hasta mediados de 1970, cuando el abandono de Mike Nesmith, uno de sus componentes, acaba con Los Monkees originales. De una u otra forma, el grupo ha seguido en activo durante cuatro décadas. En 2011 hubo una gira de tres de los miembros fundadores, sin Nesmith.

Si Los Monkees fueron un buen grupo o simplemente unas marionetas es uno de esos eternos debates que nunca se resuelven a gusto de todo el mundo. Sin embargo, por si sirve de algo, los Beatles siempre fueron amables con sus epígonos. Cuentan que Mike Nesmith participó en una de las sesiones de grabación de A day in the life, en 1967, y le preguntó a Lennon: “¿Crees que somos una imitación barata de The Beatles?”. “Creo que sois los mayores talentos cómicos desde los hermanos Marx. Nunca me pierdo uno de vuestros episodios”.