Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Always

El artista Eugenio Merino posa junto a su obra 'Always Franco', que se puede ver en ARCO
El artista Eugenio Merino posa junto a su obra 'Always Franco', que se puede ver en ARCO EFE

Hace años el artista norteamericano Violet Ray difundió un fotomontaje en el que se veía el cadáver de Franco dentro de una lata de sardinas. La vuelta de tuerca al concepto de las conservas no provocó escándalo. De hecho, el artista conceptual sigue en activo, con proyecciones portátiles de denuncia sobre los muros de su ciudad, ridiculizando las publicidades de bancos o fabricando despertadores para demócratas con la cara de Sarah Palin. El arte satírico tiene estas desvergüenzas. En Marruecos bromear sobre el Rey te cuesta la cárcel, pero aquí, los propios excesos de los cercanos han abierto una veda que ahora se aprovecha ya hasta con cierto descaro después de años de miedo, prevención y silencio.

La reacción atropellada de la Fundación Franco al ver una reproducción del cadáver del dictador congelado dentro de una máquina de refrescos desvela lo mucho que cuesta avanzar. Estos guiñoles están tontos, sería lo que debía haberse limitado a pensar el responsable del legado franquista ante la obra de Eugenio Merino, titulada Always Franco y expuesta en Arco. Habrá que estar atentos al documental sobre este artista que ha grabado Pedro Temboury, director de Ellos robaron la picha de Hitler, película contra la que no se querelló la Fundación Hitler.

Empezamos la semana con pataleta contra el humor francés y acabamos queriendo blanquear el humor negro. Rajoy nos recordó que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Pero pasó como con todos los refranes, que llega tarde. Te partes una pierna por culpa de las prisas y alguien te dice que "no por mucho madrugar amanece más temprano". Te ves envuelto en los negocios turbios de tus amiguetes y llega otro y te recuerda lo de "dime con quién andas y te diré quién eres". El refrán funciona como un retórico "ya te lo dije". "Ande yo caliente, ríase la gente", es lo que nos viene a decir el Franco congelado. Como la decisión de Mario Monti de impedir que Roma se postule a las Olimpiadas de 2020, podría resumirse con un "cuando las barbas de tu vecino..." Para ampliar conocimientos, nada mejor que la reposición de La bolsa de los refranes, aquel programa de Joaquín Calvo Sotelo en TVE con dibujos del maestro Mingote.