Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actriz y mujer, sin aditivos

La española Bárbara Lennie protagoniza 'Dictado', que se proyecta en Berlín, y cuenta que lo peor de la profesión es "la incertidumbre"

La actriz Bárbara Lennie. Ampliar foto
La actriz Bárbara Lennie.

Por aquellas cosas que solo pasan en los festivales, el celo de dos empleados de la Berlinale con los periodistas casi arrastra a Bárbara Lennie (1984, Madrid) a un incidente en el interior de un ascensor. Ya a salvo la actriz se ríe, con esa sonrisa ancha de los que están acostumbrados a cogerse la vida como viene, sin buscarse problemas pero sin esquivarlos cuando llegan. La intérprete está en Berlín para defender Dictado, la película de Antonio Chavarrías que compite en sección oficial en el certamen alemán.

Es su primera vez pero parece a gusto con la situación y da la impresión de que si no fuera así también lo diría: “Es muy bonito estar aquí, en este festival y encima de sábado. La verdad es que ha sido todo tan inesperado que lo único que puedes hacer es sorprenderte”. Cinéfila de pro (hablar con ella del séptimo arte es arriesgarse a quedar en evidencia) Lennie viste traje chaqueta y pendientes con anillo a juego, trabaja las pausas en las respuestas y cuando te mira parece que sabe exactamente qué vas a preguntar a continuación: “Entré en el proyecto de una forma bastante rápida, quedé con Antonio [Chavarrías, el director] porque tenía dudas sobre la actriz protagonista. Al cabo de tres semanas me llamó y me dijo que me quería. Así de sencillo. Me gustó mucho que Antonio me explicara que mi personaje tenía que ser el que guiara al espectador por la película, que de algún modo vieran a los demás personajes a través de mi”.

A la madrileña la vimos el año pasado con Almodóvar, ha rodado Miel de naranjas, lo nuevo de Imanol Uribe, y tiene sobre la mesa “dos proyectos bastante interesantes” así que no parece que su futuro tenga demasiados nubarrones pero aún así ella reconoce que “lo peor de esta profesión es la incertidumbre y como lidias con ella en esos periodos en los que no trabajas. Lamentablemente yo aún no tengo el truco para no sufrir en esos momentos pero estoy trabajando en ello [risas]”.