Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 25 principales de Arco

Un recorrido a dos semanas vista de las galerías y los artistas que podrían dar que hablar en la feria de arte contemporáneo

'Der Italianer' (La figura) Bernardí Roig Ver fotogalería
'Der Italianer' (La figura) Bernardí Roig

Es difícil predecir con dos semanas de antelación cuáles van ser las paradas imprescindibles entre las 209 galerías (150 en el programa general y 58 en los comisariados) que participan en Arco, que se celebrará entre el 15 y 19 de febrero en Madrid. Lo que resulta más que probable es que con la que está cayendo, los participantes se juegan mucho.

Será una feria aún más depurada que en anteriores ediciones y a ello contribuirá la drástica reducción de representación institucional. Las comunidades autónomas serán las grandes ausentes del encuentro. Hay más novedades: Cada galería estará dedicada a un solo artista (Solo Projects) o serán las obras de uno las que primen sobre el resto. Se trata de acabar definitivamente con la sucesión de espacios ocupados por un popurrí de nombres consagrados.

La primera sorpresa se encontrará muy probablemente en la galería madrileña Espacio Mínimo, una habitual de la feria que este año, en lugar de obra, plantea una reflexión colectiva sobre el sentido la feria. Un stand virtual suplirá la exposición convencional, que este año está dedicada al holandés Erwin Olaf. En sus 64 metros, solo se ofrecerá información sobre el artista. La auténtica exposición se podrá ver en el espacio anexo de la galería (Doctor Fourquet, 17).

Quienes se interesen por la obra real contarán con un servicio de transporte entre Ifema y la galería. José Martínez Calvo explica que se trata de pedir una reflexión colectiva sobre el papel de las ferias. "Durante mucho tiempo, se ha considerado que Arco era una especie de sinónimo de lo que es el arte contemporáneo. Y no es así. La Feria tiene que servir para intercambiar información entre galeristas y coleccionistas".

Además de las sesudas reflexiones, hay lugar para la expectación por las galerías que abandonaron la feria han vuelto este año: Chantal Crousel, Micheline Szvajcer, Esther Schipper, Carlier Gebauer, Mehdi Chouakri o Andersen's.

Merece especialmente la pena todo el bloque de las galerías holandesas, con su entrega al arte conceptual y a la revitalización de la performance en su doble versión: consagrados y emergentes. Esencialmente multiculturales, el programa Focus Países Bajos cuenta con la presencia de varios artistas españoles: Lara Almarcegui (1972), en la galería Ellen de Bruijne Proyects, de Ámsterdam; Pere Llobera (Barcelona, 1971), en Fons Welters; o Fernando Sánchez Castillo (Madrid, 1970), quien ocupará todo el espacio de Tegenboschvanvreden con una reflexión sobre el arte y el poder .

También es de esperar que no defrauden habituales de la feria como Soledad Lorenzo, Helga de Alvear, Juana de Aizpuru, Oliva Arauna (con los italiano Botto & Bruno), Ivorypress ( Ai Wei Wei ), Isabella Bortolozzi (Leonor Antunez) o Casado Santapau (Aldo Chaparro).

Más información