¿Qué era aquello que le gustaba a Jesús?

El equipo de Del Pozo, encabezado por su directora general, Ainhoa García, rinde tributo al modisto fallecido con una colección que bucea en sus orígenes

Una modelo desfila en el homenaje que el equipo de Jesús del Pozo le ha tributado en Cibeles al modisto fallecido.
Una modelo desfila en el homenaje que el equipo de Jesús del Pozo le ha tributado en Cibeles al modisto fallecido. PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP)

Los violines del compositor Luis Miguel Coba y los colores del otoño de unas prendas que se perdían en pliegues infinitos han teñido la mañana de la 55º edición de la Mercedes Benz Fashion Week con un halo de nostalgia contenida, rápidamente liberada cuando esas capas que envolvían el cuerpo de las modelos de una manera aparentemente espontánea, han recordado al Jesús del Pozo más estudioso y concienzudo.

Se cumplen apenas seis meses del fallecimiento del diseñador en Madrid, a los 65 años, tras sufrir un repentino empeoramiento del enfisema pulmonar que padecía desde hacía años. Su equipo, encabezado por Ainhoa García, directora general de la marca, ha querido rendir tributo a Jesús del Pozo con una colección para el próximo otoño/invierno que recupera las raíces de la casa a través de una inmersión exhaustiva en el archivo y los gustos del diseñador. “Nos juntamos todos y nos planteamos: ‘¿Qué le gustaba a Jesús?”, explica García. “Buceamos en el archivo y contrastamos imágenes de su trabajo de los ochenta con un patronaje más oriental que apelara a ese gusto que tenía por la escultura y la cultura clásica, sus viajes a Egipto o los nómadas en el desierto”.

El resultado se imprime en prendas en apariencia sencillas que se complican al apreciar la mezcla de tejidos –abayas, ruanas, chitones o pallas- y volúmenes más orgánicos propios del folclore oriental. Las costuras doradas que se cuelan en vestidos ceñidos o las túnicas, emblema de la colección, dibujan líneas serpenteantes que contribuyen a romper esa aparente depuración.

“Si la moda fuera un lenguaje, Jesús sería uno de nuestros mejores escritores”, dice Ángeles González-Sinde, exministra de Cultura, una de sus clientas más fieles que esta mañana estaba sentada en la primera fila del desfile. “Ha dejado una casa muy resistente y ordenada con un equipo impecable de mujeres capaz de usar su fértil, preciso y personal vocabulario”.

Jesús del Pozo se convirtió en el primer diseñador de moda que recibió la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, en 1998. También obtuvo el Premio Nacional Cristóbal Balenciaga en 1989 y la Aguja de Oro en 1981. Además, al final de los años noventa fue uno de los impulsores de ACME y ejerció como presidente de esa asociación hasta 2004. “Aquellas marcas que sobreviven a sus creadores es gracias a que las personas que les han sucedido han permanecido fieles a determinados valores”, apunta Ainhoa García. “Nos inculcó una filosofía de vida que luego se trasladaba al valor del trabajo, al esfuerzo, la dedicación, la reinvención constante”.

La necesidad de un nuevo director creativo, una cara visible, no parece estar en el horizonte de la casa. No descartan que en un futuro exista una nueva figura, “ojalá fuera uno de nuestros alumnos”, apostilla la directora general en referencia a los 12 estudiantes que anualmente pasan por Jesús del Pozo. Pero por el momento, no saldrá nadie tras el carrusel final de las modelos. Solo sus diseños, los violines y la luz tenue que se vuelve a disparar porque la Mercedes Benz Fashion Week continúa con su ritmo trepidante.

Una mañana de clásicos

La mañana inaugural de la 55 edición de la pasarela madrileña ha estado marcada por la presencia de firmas veteranas. Además de la presentación de Del Pozo se han visto las de Roberto Verino (que ya ha cumplido los 25 años en el negocio) y Francis Montesinos (que hace seis meses celebró sus 40 años de profesión). Ambos han mirado fuera de España en sus colecciones. El primero se ha inspirado en Nueva York y el Gran Gatsby y el segundo, ha recorrido “ciudades y lugares que tejieron los caminos que marcaron mi vida”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Ana Marcos

Redactora de Cultura, encargada de los temas de Arte. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue parte del equipo que fundó Verne. Ha sido corresponsal en Colombia y ha seguido los pasos de Unidas Podemos en la sección de Nacional. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS