Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Longares gana el I premio Francisco Umbral

El escritor recibe el galardón por 'Las cuatro esquinas'

El libro relata lo que queda del franquismo en cuatro estampas

El escritor madrileño Manuel Longares, en una imagen de 23 de junio de 2008.
El escritor madrileño Manuel Longares, en una imagen de 23 de junio de 2008. EFE

Manuel Longares dice estar "intranquilo", aunque "muy honrado". Acaba de recibir el I premio Francisco Umbral a libro publicado por Las cuatro esquinas (Galaxia Gutenberg), cuatro episodios de la vida española, desde la posguerra hasta estas últimas décadas. El jurado, presidido por la académica Carmen Iglesias, ha explicado que ha tenido en cuenta la capacidad del autor para escribir desde “una atenta contemplación de la historia y de un magisterio innegable a la hora de narrar”.

Su intranquilidad, "estoy como un flan", apunta, se acentúa al asumirse como el primero que estrena el galardón a uno de los escritores más importantes en lengua española. "La trayectoria literaria de un escritor sigue su propio curso, estoy muy agradecido por el premio, pero no significa una mayor presión para abordar próximos proyectos". 

El resto de los integrante del jurado, César Antonio Molina, Fernando Rodríguez Lafuente, Fanny Rubio, Santos Sanz Villanueva, Carlos Aganzo, José Luis Morales, Manuel Llorente y Juan Cruz Ruiz han destacado de Longares su rastreo de actitudes y metáforas de los periodos históricos que aborda en Las cuatro esquinas: "A veces oscuros, a veces brillantes". Además de relacionar la escritura del autor con los grandes clásicos contemporáneos, desde Azorín a Delibes. ¿Qué tienen en común esas cuatro épocas?, le preguntaba Juan Cruz a Longares en una entrevista reciente publicada en EL PAÍS: "El franquismo. Es la columna vertebral de todo. El recuerdo del franquismo sigue siendo indeleble, está ahí, lo tocas. Sigue condicionando actitudes y respuestas. Como sólo terminó por la muerte física, tiene vigencia, sobrevive aunque la estructura sea distinta, aunque la gente no quiera saber nada de eso".

Durante el acto de lectura del fallo, el jurado ha querido reclamar un conocimiento mucho más amplio a “una obra que reúne todas las condiciones que lo hacen medirse, como él quiere hacer a la hora de escribir, con sus maestros, que son los clásicos”."Es un libro literario en el que lo que fundamentalmente me interesaba era investigar la fórmula narrativa del relato", explica Longares, "para mí entre el cuento y la novela breve, ese espacio intermedio en el que me he expresado".

En la lectura, celebrada en la Fundación Ortega y Gasset, han intervenido también la viuda del escritor y presidenta de la Fundación Umbral, María España, la directora general de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid, Isabel Rosell, y Narciso de Foxá, el alcalde del municipio en el que el autor de Mortal y rosa vivió los últimos 30 años de su vida. María España ha dicho que “este premio a Longares le hubiera gustado muchísimo a Paco, que era gran lector suyo”.

Más información