Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanción de 600.000 euros a la gestora de derechos de los actores

Competencia considera que AISGE impuso tarifas injustas a las salas de cine, una "infracción muy grave de las normas".- La entidad recurrirá la medida

El Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha decidido sancionar a Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión, AISGE, por haber abusado de su posición de dominio al imponer tarifas no equitativas a distintas salas de cine del territorio español, con una multa de 627.855 euros, han señalado fuentes de la CNC mediante un comunicado.

AISGE es una asociación de carácter nacional (con unos 8.000 socios) autorizada como entidad de gestión de los derechos de propiedad intelectual de actores intérpretes, dobladores, bailarines y directores de escena y que, mediante acuerdos de reciprocidad con otras entidades de gestión de otros países, gestiona los derechos de los intérpretes internacionales.

La CNC considera ha abusado de posición dominante al "imponer unilateralmente" tarifas "no equitativas" en relación con los derechos que gestiona de remuneración por la comunicación pública de grabaciones audiovisuales en salas de exhibición cinematográfica. En enero de 2010 Competencia ya emitió un informe en el que acusaba a varias entidades de gestión de prácticas monopolísticas.

AISGE ya ha anunciado su intención de recurrir esta medida administrativa ante la Audiencia Nacional y agotar todas las vías judiciales, inclusive llegando al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. "La decisión de CNC conculca los derechos de legítima defensa, la presunción de inocencia y las garantías procesales".

Según consta en el expediente, AISGE decidió "de forma unilateral" incrementar la tarifa general que aplica a los cines en casi un 100%, al pasar de un nivel del 0,8% a un 1,5%, de la recaudación de las salas. Además, mientras trataba de llegar a un acuerdo con la Federación de Cines de España (FECE), aplicó distintas tarifas a distintas salas y distintas bonificaciones, por el mismo servicio, señala la nota. A finales de 2009, la Federación de Cines de España (FECE) interpuso una denuncia ante la CNC contra AISGE por considerar abusivo este incremento. Un portavoz de la FECE ha asegurado que la AISGE alegó que tenía firmado un convenio "con una entidad estadounidense" con la que gestionaba los derechos de los actores de Estados Unido, cuyas interpretaciones generan la mayor cantidad de derechos. En FECE dudan incluso que estas cantidades lleguen finalmente a los sus destinatarios.

Tras la oportuna instrucción del expediente, el Consejo de la CNC, ha concluido que AISGE ha infringido la ley de Defensa de la Competencia (LDC) y el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), incurriendo en un abuso de posición de dominio en el mercado de gestión del derecho de remuneración por comunicación pública de las actuaciones de los artistas, intérpretes o ejecutantes en la forma de proyección o exhibición pública de las obras cinematográficas y demás obras audiovisuales -mercado en el que AISGE tendría una posición de dominio indiscutible dado que ejerce esta actividad en exclusiva- desde 2005 hasta la actualidad.

Sin justificación

El abuso habría consistido en el establecimiento unilateral por AISGE, en determinadas condiciones, de unas tarifas generales no equitativas por los derechos de comunicación pública que administra, sin justificación objetiva para ello. El Consejo de la CNC recuerda que AISGE, al ser la única entidad que tiene encomendada la gestión de estos derechos, tiene capacidad para "elevar ostensiblemente y de manera injustificada" la tarifa general y considera que lo hizo con la intención de presionar a las asociaciones y a las salas en la negociación de los nuevos convenios y acuerdos.

Además, esta conducta -continúa la nota- surtió los efectos esperados porque, en los nuevos convenios firmados tras el anuncio unilateral de incremento de las tarifas, consiguió multiplicar por tres (del 0,216% al 0,6%) los porcentajes de recaudación de las salas, incluso con carácter retroactivo. "De esta forma, la única explicación que encuentran las nuevas tarifas impuestas es el ejercicio de un poder de mercado de AISGE. Un poder de mercado que tiene en virtud de una norma con rango de Ley que le confiere, al menos de facto, una posición monopolística en la gestión de unos derechos que debe ejercer con especial responsabilidad".

Por el contrario, el Consejo no ha considerado acreditado que la imposición de distintas tarifas y descuentos a diferentes operadores haya constituido un abuso por discriminación entre operadores, como proponía la Dirección de Investigación.

La FECE, mediante un correo electrónico ha mostrado su "total satisfacción por la Resolución de la CNC". "Durante todo el proceso de investigación FECE ha colaborado activamente con la CNC para poner fin a una situación abusiva como la que viene desarrollando AISGE contra los cines desde el 2005", añaden.

Las conductas descritas constituyen una "infracción muy grave de las normas de competencia". Además, a la hora de calcular la sanción, el Consejo de la CNC ha tomado en consideración el agravante por comisión repetida de infracciones, en la medida en que AISGE ya fue sancionada por una práctica similar, al imponer unilateralmente tarifas abusando de su posición dominante.