Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celia Romero gana la Lámpara Minera del Festival de La Unión

La joven cantaora extremeña obtiene también el premio de tarantas

Celia Romero Algaba, una jovencísima cantaora, 16 años, de Herrera del Duque (Badajoz), se ha alzado esta madrugada con la Lámpara Minera de la 51º edición del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia). El galardón del prestigioso festival flamenco, dotado con 15.000 euros, asegura a quien lo obtiene un privilegiado trampolín de lanzamiento, al menos durante un tiempo, y hace que se multipliquen sus actuaciones a partir de ese momento en festivales y peñas.

La noche estuvo muy reñida. Además de veteranos cantaores de contrastada valía como Rafael de Utrera (que consiguió el premio por seguiriyas) pasaron a la final otras jóvenes cantaoras, como Ana Mochón y Beatriz Romero. El público aceptó mayoritariamente el fallo del jurado aunque, como es costumbre en este certamen, hubo opiniones diversas sobre los principales premios.

El Bordón Minero, primer premio de guitarra, dotado con 6.000 euros, fue para el granadino de 22 años Juan Torres Fajardo, Habichuela Nieto, heredero de una larga dinastía de grandes tocaores flamencos; el premio El Desplante de baile, dotado con 10.000 euros, lo obtuvo Lucía Álvarez, La Piñona, de Algeciras y 25 años, y el de instrumentistas flamencos, El Filón, dotado con 7.000 euros, lo consiguió el pianista Sergio Monroy, también gaditano, de 31 años.

Concluye así una edición del popular festival flamenco que no ha sido ajena a la crisis, pero que no ha bajado un milímetro su calidad, al contrario, el concurso ha alcanzado un nivel general que no se veía desde hace años, y además ha descubierto caras y voces nuevas, con una serie de participantes (sobre todo mujeres) muy jóvenes.

Durante los diez días intensos de certamen, La Unión ha sido el centro mundial del flamenco, con una actividad paralela muy variada, que ha incluido cursos de baile dirigidos por Javier Latorre, presentaciones de libros y discos, exposiciones y conferencias. Además, ha contado con la presencia de rostros populares como Alejandro Sanz y Ferrá Adríá, a quienes el festival otorgó su máxima distinción, El Castillete Minero.