Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lars Von Trier se arrepentiría si 'Dogville' fuera inspiración de la matanza de Utoya

El asesino noruego incluye la película del danés entre una de sus favoritas. El final del filme contiene ciertos paralelismos con la matanza

El director danés Lars Von Trier ha declarado al diario danés Politiken que podría arrepentirse si se confirmara que su película Dogville sirvió de inspiración al autor confeso del doble atentado en Noruega, Anders Behring Breivik, el pasado viernes 22 de julio. "Me siento terriblemente mal pensando que Dogville podría haber sido para él como una especie de guión. Es una idea horrible", aseguró el cineasta.

En el perfil de Facebook de Breivik aparecía la película como su tercera preferida. El argumento del filme, aparte, encaja con su actuación. Durante su metraje, la protagonista- interpretada por Nicole Kidman- era una mujer que vivía oprimida en un pueblo con el nombre del título y era violada y torturada por sus habitantes. Al final, hace que todos ellos sean asesinados.

"La escena final de Dogville recuerda de forma muy desagradable a Utoya", señaló Lars Von Trier. En la matanza real, el asesino noruego se trasladó hasta la isla de Utoya después de poner una bomba en el centro de Oslo y reunió a los que astaban allí con la excusa de explicarles lo que había pasado y, acto seguido, comenzó a dispararles. En total murieron76 personas, contando ambos atentados.

Lars Von Trier remarcó que sus películas tienen un "objetivo pedagógico", que "desde luego va en dirección opuesta a las acciones de Breivik". Y añadió que, aunque no se le puede culpar de forma directa, el Partido Popular Danés ha podido contribuir a construir una culpa que ha costado muchas vidas.

Por otra parte, el portavoz del ultranacionalista Partido Popular Danés, Soren Espersen, respondió a las acusaciones diciendo que "resulta interesante que esto venga de un hombre que se declara nazi y que además ha rodado filmes perversos cargados de violencia que según las declaraciones de Breivik le sirvieron de inspiración de sus filmes.

El pasado mes de mayo, la organización del festival de Cannes declaró persona non grata al director por sus comentarios de apoyo a Hitler durante la rueda de prensa de presentación de su película Melancholia. Von Trier dijo que entendía al dictador alemán: "aunque hizo cosas equivocadas, por supuesto. Solo estoy diciendo que entiendo al hombre, no es lo que llamaríamos un buen tipo pero simpatizo un poco con él". Además de Dogville, primera de una trilogía que continuó con Manderlay, Lars Von Trier fue criticado por la excesiva violencia de su última película estrenada en España, Anticristo.