Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autores que piden una nueva SGAE convocan una asamblea alternativa

La Junta Directiva desoye las peticiones volcadas en un manifiesto firmado entre otros por Almodóvar, Francisco Nieva, Andrés Lima y Manolo García

No ha habido consenso y por eso hay convocatoria general: los firmantes del llamamiento para la refundación de la SGAE no han logrado un acuerdo con la Junta Directiva de la entidad y por tanto han convocado a todos los socios a una asamblea abierta el próximo miércoles 20 a las 11 de la mañana en el madrileño Círculo de Bellas Artes. "Nuestra idea es que los autores charlemos, y juntemos suficientes fuerzas como para ir a reclamar a la Comisión Gestora la convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria. Pero todos juntos, unidos", asegura uno de los convocantes.

Las presiones al final de la semana pasada sobre Teddy Bautista (imputado por apropiación indebida y administración fraudulenta en el marco de la llamada Operación Saga) para que abandonara la dirección de la SGAE han sido incesantes (incluida una reunión en su despacho con Víctor Manuel), pero finalmente el presidente del Consejo de Dirección seguirá en su cargo. Y como una fila de fichas de dominó, han empezado a caer las piezas: mañana la Junta Directiva entrante nombrará la anunciada Comisión Gestora dirigida por un independiente que investigará y tomará las riendas de la SGAE.

Y no habrá "Comisión Rectora Unitaria" como pedían los firmantes del llamamiento, y menos aún convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria compuesta por tres representantes de cada una de las candidaturas que han competido en las últimas elecciones (CPAC, ganadora y continuista, y DOM, encabezada por José Miguel Fernández Sastrón), más cinco vocales independientes, uno de los cuales debería de haber presidido la nueva comisión, en cuyo programa hubiera entrado un cambio en el funcionamiento de la sociedad con una ampliación de votantes (de los más de 100.000 socios de la SGAE, solo tienen ese derecho 8.271 y menos aún, unos 1.300, participaron en las últimas elecciones) y la limitación temporal de estancia en los órganos directivos.

Entre los más de dos centenares de socios se encuentran Francisco Nieva, Pedro Almodóvar, Alonso de Santos, Josep María Benet i Jornet, Antonio Carmona, Roberto Bodegas, Achero Mañas, Fermín Cabal, Fernando Colomo, Antonio Del Real, Cristina del Valle, Gabino Diego, Ana Diosdado, Max Lemcke, Javier Elorrieta, Ángel Facio, Jordi Galcerán, Andrés Lima, Juan Margallo, Petra Martínez, Nancho Novo, David Planell, Cristina Rota, Álvaro Sáenz de Heredia, Iciar Bollain, Manolo García, Daniel Sánchez Arévalo, Assumpta Serna, Enrique Simón, Rosángeles Valls o María Velasco.

En el texto que pasaban por correo electrónico, y que conformaba el cuerpo del manifiesto, aseguraban: "No abundemos en la división electoral iniciando una guerra civil entre nosotros. La mejor manera de defender la protección de los derechos de Propiedad Intelectual es mantenernos unidos en estos momentos. Es imprescindible colaborar activamente con la justicia para esclarecer los hechos supuestamente delictivos que hayan podido cometer unos desaprensivos, demostrando que no solo no somos cómplices de estos hechos sino que los autores y músicos somos las víctimas, los verdaderos perjudicados por estas actuaciones irregulares. Nuestra sociedad tiene que ponerse al día en muchos aspectos. Su relación con los ciudadanos españoles no puede ser de ordeno y mando, sino de debate democrático y convencimiento por la razón. Tenemos que recuperar la dignidad profesional y para ello es necesaria una refundación que facilite la participación de los asociados, con una reforma electoral que amplíe la masa, hoy ridícula, de votantes y contemple limitaciones precisas en los mandatos para protegernos de la corrupción". Es decir, un cambio de imagen que deje claro la importancia y la honorabilidad de la labor de la SGAE.