Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palafrugell acoge un jardín de esculturas de 13 artistas del Empordà

Las obras han sido cedidas por la Fundación Vila Casas, que cuenta en el municipio con el Museo de Escultura Can Mario

La plaza Can Mario de Palafrugell (Girona)acoge desde hoy viernes un jardín de esculturas creadas por 13 artistas afincados en el la comarca del Empordà y cedido por la Fundación Vila Casas, que pretende ensamblar urbanismo y paisaje y acercar el arte a la ciudadanía en época de crisis.

El presidente de la Fundación Vila Casas, Antoni Vila Casas, ha presentado la iniciativa junto al alcalde de la localidad, Sergi Sabrià, y a los escultores, entre los que se encontraba el barcelonés Francesc Ruestes, que cuenta con diferentes premios nacionales. El objetivo de esta obra al aire libre, que se inaugurará el sábado de manera oficial, es acercar el arte contemporáneo catalán al público y promocionar el vecino Museo de Escultura Can Mario.

Las 13 esculturas están elaboradas en hierro y acero y realizadas bajo una temática libre para evidenciar la diversidad de influencias y referentes de los artistas seleccionados.

Alusiones al culto solar y las ruinas celtas, como las de Emili Armengol en su obra DAEG, o al mundo zen, como hace Francesc Ruestes en Tantra, son algunas de las temáticas escogidas. El resto de artistas representados en este conjunto escultórico son Llucià González, Josep Canals, Nei Albertí, Alfonso Alzamora, Rosa Serra, Xavier Medina-Campeny, José Luis Pascual, Manel Solà, Manel Álvarez, Alberto Udaeta y Enric Pladevall.

Antoni Vila Casas ha explicado tras la presentación que "la cultura pasa por recortes", pero que el objetivo de su fundación es "promocionar a los artistas del país y la forma de hacerlo es darles visibilidad", algo que actualmente "las instituciones no pueden hacer", por lo que cede el testigo "a la sociedad privada y civil".

El conjunto escultórico de Palafrugell es para Vila Casas un "homenaje" a esos artistas que trabajan en el Empordà y de los que se ha elegido a 13 para participar en este Jardín de Esculturas. El presidente de la Fundación Vila Casas cree que "un país sin cultura o sin arte deja de tener sus objetivos principales como país" y confía en que esta iniciativa permita acercar al público a unas obras "que piden ser vistas".

Uno de los escultores que ha participado es Francesc Ruestes, un barcelonés premiado con los Nacionales de Pintura Juan Ramón Masoliver, Ricard Camí o Fundación Vila Casas, así como con el galardón a la Escultura del Salón Internacional del Automóvil o de la III Bienal de Arte del Centenario del FC Barcelona. Ruestes ha reivindicado la labor realizada por Antoni Vila Casas que, a su entender, "solo se reconocerá con la perspectiva del tiempo, y que ahora solo te quedas admirado por su trabajo".

"Lástima que Vila Casas no pudiera ser clonado", ha manifestado el artista, quien se declara "orgulloso" de contar "con la oportunidad de representar en un espacio de estas dimensiones en Palafrugell". Francesc Ruestes ha explicado que los diferentes escultores no han tenido contacto entre ellos durante el proceso creativo, pero que todos cuentan con "la relación que se establece con el paisaje y el entorno si vives en el Empordà".

El alcalde de Palafrugell, Sergi Sabrià, ha declarado que la nueva aportación de Antoni Vila y la Fundación Vila Casas al municipio supone una apuesta "por Cataluña y el Empordà". La concepción del Jardín de Esculturas es para Sabrià "una manera de acercar la cultura a la gente e incentivarla a visitar el Museo de Can Mario, que es el más importante de escultura contemporánea de Cataluña".

El alcalde aboga también por potenciar el factor cultural en momentos de dificultades, "porque cada municipio debe apostar por lo que sabe hacer, que en el caso de Palafrugell es el turismo, comercio y cultura, y se trata de convertir la cultura en turismo cultural para que no salga como la gran perjudicada en momentos de crisis, sino que ayude a reflotar la economía".