_
_
_
_
_

Noa canta al Mediterráneo desde Nápoles

La cantante israelí rinde tributo al sur de Italia con su nuevo álbum 'Noapoles' para el que ha aprendido a cantar con acento napolitano

Noa (Tel Aviv, 1969) se ha vuelto a echar al Mediterráneo, su particular "caldo de cultivo para las artes", y ha desembarcado en Nápoles con su nuevo disco que se pone hoy a la venta, Noapoles. La cantante israelí, su guitarrista habitual Gil Dor y el Solis String Quartet de la ciudad italiana interpretan un repertorio de canciones populares desconocidas para el público general, pero "universales en su temática".

"Canto a la tristeza y la esperanza de ese barco que zarpa con un destino incierto sin saber si los que se van serán bien recibidos en su destino, o a la mujer que reclama sus derechos", cuenta la cantante que cumple 20 años en el mundo de la música. Temas en los que el drama se tiñe de negro gracias a la ironía que los napolitanos pintan en sus canciones y que la artista ha sabido interpretar hasta "llorar sangre" aprendiendo a imitar su acento, incluso asumir el lenguaje corporal que requiere la doble intención que atraviesa estas canciones.

Noa interpreta el repertorio napolitano con un toque oriental en clásicos como 'Tamurriata Nera'
El disco incluye un tema en español traducido por el dramaturgo catalán Joan Ollé

Noapoles tuvo su prueba de fuego ante un público oriundo del lugar compuesto por críticos musicales, músicos locales y expertos en el folclore regional. "Lo que más les gustó fueron el tipo de interpretaciones que hice con esos toques de otros estilos y culturas", dice en referencia a canciones como Tamurriata Nera bañada en Oriente. "Les pareció que en todo momento lo había hecho con el máximo respeto y dándole una nueva perspectiva, siempre desde la sinceridad". Porque como reconoce Noa: "Soy cantautora, pero como estas canciones me llegaron al corazón tenía que interpretarlas".

Entre los 14 temas que componen el disco se cuela una versión en castellano de Santa Lucía del dramaturgo Joan Ollé, el mismo que tradujo al catalán su exitosa La vida es bella y el responsable también de la participación de Noa en la polémica Diada de 2009.

"Nada volverá a ser igual"

En 1995, ante una audiencia de 50.000 personas, Noa cantaba en Tel Aviv por la paz al mismo tiempo que Isaac Rabin era asesinado. Desde entonces, su activismo la ha llevado a cantar en Oslo en el aniversario de los Acuerdos de Paz ante Bill Clinton, Yasser Arafat y Ehud Barak o hasta Eurovisión con la intérprete árabe-israelí Mira Awad en 2009. Por eso la cantante se muestra entusiasmada con las revoluciones en el mundo árabe.

"Nada volverá a ser igual. Lo más positivo es que hay personas que han conseguido el cambio aún dispuestas a morir para que en sus países se dé una verdadera apertura y se puede conseguir una democracia participativa real", dice Noa. "Tiene que salir bien porque por primera vez en Oriente Próximo no hay una motivación ni una apropiación religiosa detrás, como ocurrió en Israel. El movimiento sionista inicialmente no era un movimiento religioso sino un pueblo en busca de una patria y, sin embargo, al final acabó radicalizándose como también pasó en Palestina. Ahora el protagonismo es de la gente".

La cantante israelí Noa hoy en Madrid.
La cantante israelí Noa hoy en Madrid.ÁLVARO GARCÍA
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_