Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La arquitectura tiene que implicarse más con la realidad económica y social"

Una exposición recorre la obra del arquitecto Patxi Mangado

Patxi Mangado (Estella, Navarra, 1957) es uno de los arquitectos más prolíficos de los últimos años. Le ha tocado vivir una época para su profesión privilegiada, que le ha permitido desarrollar una obra extensa y a menudo premiada. El Círculo de Bellas Artes le dedica una exposición, hasta el 10 de abril, en la que a través de 28 maquetas de proyectos y concursos y de 14 diseños industrial, recorre una gran parte de su producción arquitectónica: el archifamoso Pabellón de España para la Exposición Universal de Zaragoza (2008), de bambú y cerámica, el Centro municipal de Exposiciones y Congresos de Ávila, el Museo Arqueológico de Vitoria o el Palacio de Congresos de Mallorca.

"Es un arquitecto comprometido con la sociedad, con las vanguardias, con los presupuestos económicos y con el servicio a la sociedad", destacó su colega y presidente del Círculo, Juan Miguel Hernández de León, durante la presentación de la exposición.

El protagonista, contrario siempre a la arquitectura estrella ("de nuevos ricos") que tanto ha proliferado en tiempos recientes, destaca que la arquitectura "hay que vivirla y debe ser cercana a la sociedad a la que sirve". Docente en la Universidad de Navarra desde 1982 y profesor invitado en las universidades de Harvard, Yale y en Politécnica de Lausana, advierte que la arquitectura española está en proceso de emigración. "Me dan pena los jóvenes, de ser éste un país admirado por el apoyo a su arquitectura a ser un país donde se está acabando. Se están rebajando mucho los honorarios y se machaca al arquitecto".

Más optimista se muestra con el futuro. "Hay debates que reflejan que necesariamente va a haber una revisión interesante, que dará lugar a una arquitectura más implicada con las realidades económicas y sociales, con más carga ideológica, lo que no significa que disminuya la calidad", considera Mangado, que promueve también la Fundación Arquitectura y Sociedad para favorecer sinergias entre la arquitectura y otras disciplinas, como la filosofía o la economía.

La exposición, comisariada por Ariadna Cantís, se completa con un vídeo-entrevista realizado por Juan Rodríguez en el que Álvaro Siza o Rafael Moneo, entre otros, hablan de su obra. Pero donde también surge el perfil más personal de este arquitecto dotado, según Hernández de León, "de una gran intensidad poética".