Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mauro Armiño y Adan Kovacsis, premios nacionales de traducción

El Ministerio de Cultura reconoce al primero por la monumental versión de Historia de mi vida, de Giacomo Casanova, y al segundo por toda su trayectoria

El Premio Nacional de Traducción 2010 ha ido a parar a dos gigantes del oficio: Mauro Armiño por Historia de mi vida (Atalanta), de Giacomo Casanova, y Adan Kovacsis por el conjunto de su trayectoria. Si el primero es una referencia entre los traductores del francés, el segundo lo es entre los del húngaro y el alemán. Cada uno recibirá 20.000 euros.

De la titánica labor de Mauro Armiño (Cereceda, Burgos, 1944) da cuenta la obra premiada: la primera versión completa y anotada en español de las memorias del famoso "libertino" italiano (1725-1798), 3.600 páginas en papel Biblia prologadas de Félix de Azúa . Un océano de literatura que sumar a otro de los grandes trabajos del traductor premiado: la versión completa de A la busca del tiempo perdido (Valdemar), una edición de la obra de Marcel Proust renovada ya desde el propio título. Periodista, crítico literario y hombre muy relacionado con el teatro, por boca de Mauro Armiño han hablado también es español Corneille, Molière y los poetas surrealistas franceses.

Por su parte, Adan Kovacsis, premio "a la Obra de un Traductor", es un cosmopolita que ha vertido al español a una lista interminable de autores húngaros. Nacido en Chile en 1953 en una familia de origen magiar, emigrado a Viena durante la adolescencia y asentado en Barcelona desde 1980, Kovacsis se ha ocupado de autores como el premio Nobel Imre Kertész, György Könrád o Peter Esterházy, la armada invencible de la literatura húngara viva. En la actualidad ultima para la editorial Acantilado una amplia selección de los textos publicados por el austriaco Karl Kraus en La antorcha, la sulfúrica revista que el autor de Los últimos días de la humanidad escribía en solitario de arriba abajo.

El jurado ha estado compuesto, entre otros, por el académico e historiador de la ciencia José Manuel Sánchez Ron; Ana María Bejarano, de la Escuela de Traductores de Toledo; Esther Morillas, poeta y traductora del italiano, y José Luis Moralejo, traductor galardonado en 2009.