Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"He quitado presión para negociar"

Carmen Cervera asegura que renunció a parte de la herencia del Barón Thyssen para lograr que la colección viniera a España en 1993

El futuro de la colección de Carmen Cervera en el Museo Thyssen sigue en el aire por la falta de acuerdo entre la propietaria y el Ministerio de Cultura. Pero la guillotina se ha alejado en el tiempo, ya que Cervera ha anunciado que prorroga gratis hasta 2012 su colección.

Pregunta. ¿Estaba al tanto la ministra de que cedería gratis un año más su colección?

Respuesta. Sus abogados lo sabían porque hace ya días que mis abogados (despacho Rotonda y Garrigues Walker) le habían notificado mi decisión de prorrogar de forma gratuita los términos del contrato vigente un año más.

P. ¿Y son tan alejadas las posturas?

R. Quiero recordar que tuve que renunciar a todo para que la colección del barón viniese a España y para que la familia cediera. Yo traje a mi marido a España.

P. ¿A qué renunció concretamente?

R. A una parte de la herencia.Quiero que se me comprenda un poco. Las obras de mi colección están prestadas de forma gratuita y también se prestarán de forma gratuita para los centros de Málaga y Sant Feliú. Soy generosa, pero mis asesores ya no me permiten que siga cediéndola gratis. La colección está valorada entre 650 y 700 millones de euros, según una valoración independiente.

P. ¿Las 240 obras?

R. No los he contado, pero creo que hay más.

P. ¿Por qué decide prorrogar ahora un año más?

R. He quitado presión sobre la necesidad de firmar un acuerdo inmediato.

P. ¿Es insalvable la distancia?

R. No me meto en esas cosas ni en las negociaciones. Solo estoy en el punto final.

P. ¿Cuál es la oferta del ministerio?

R. Solo diré que la oferta del Ministerio de Cultura no es correcta.

P. ¿Qué museos están interesados en llevarse su colección?

R. Varios importantes. Son buenas ofertas. Hoy en día se construyen muchos museos sin cuadros, ya no se pueden hacer colecciones privadas como la mía. Lo que hay son coleccionistas de un solo cuadro. Pero saben que estoy muy apegada a este museo. No tenemos déficit, somos un museo importante, que sufriría mucho si no estuviera mi colección. En España nos falta el XIX.

P. ¿Influyó el cambio de titular en el Ministerio de Cultura en las negociaciones?

R. No quiero abordar ese tema. Pero los contactos empezaron ya con Carmen Calvo.