Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Papa Noel gana en Sitges

El premio especial del jurado ha recaído en la alemana 'We are the night', las vivencias de cuatro vampiresas amantes del lujo en la noche berlinesa

El mito de Papa Noel, al descubierto. La finlandesa Rare exports: a Christmas tale, de Jalmari Helander, ha sido la ganadora de la 43ª edición del festival de cine fantástico de Sitges, en un año que, como ha reconocido Ángel Sala, director del certamen, al finalizar la lecturadel palmarés, "ha sido complicada por muchas razones". "Nos ha costado sangre, sudor y lágrimas, pero aquí está el resultado: el mejor certamen del mundo en su género".

El jurado oficial ha apoyado esta definición, hablando muy del nivel medio y de la apertura de miras de un festival que no olvida su base: lo fantástico. Rare exports: a Christmas tale mezcla investigación científica y Navidad con un resultado que ha convencido al jurado, que además ha considerado a Helander mejor director, y ha premiado al responsable de su fotografía, Mika Orasmaa.

Entre el resto del palmarés, largo palmarés, destacan los galardones al mejor actor, Patrick Fabian (El último exorcismo); a la mejor actriz, Josie Ho (Dream home); a los mejores efectos especiales, para Gareth Edwards, por Monsters; y al mejor guión, para Nicolás Goldbart, por Fase 7. Ninguna de las numerosas películas españolas a competición aparece en el palmarés, una cuestión a la que ha entrado uno de los miembros españoles del jurado, el director Jaume Collet-Serra: "No estamos aquí para dar premios según la región, sino que galardonamos a las mejores. Aún así, hay que reconocer el buen cine de género que se hace en España, y la gran mejoría vista en los últimos años". A su lado, su compañero en deliberaciones, el veterano Jan Harlan, mítico productor de Stanley Kubrick -este año, el leiv motiv de Sitges era El resplandor- confirmaba el punto de vista: "La nacionalidad no es un criterio". El premio especial del jurado ha recaído en la alemana We are the night, las vivencias de cuatro vampiresas amantes del lujo en la noche berlinesa.

En el resto del palmarés entra El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas, de Apichatpong Weerasethakul, mejor filme según la crítica; Rubber, de Quentin Dupiex, que se lleva el Méliès de Plata a la mejor película europea; y 13 asesinos, del prolífico Takashi Miike, elegida mejor película por el público. Ángel Sala, tras hablar sobre las dificultades de esta edición, incidió en el éxito del público: "A estas alturas [mediodía del sábado, el certamen acaba el domingo por la tarde] hemos vendido 62.000 entradas y hemos tenido más de 105.000 espectadores. Es un 3% más que el año pasado. Hay un público aficionado, al que le entusiasma este género, que incluso estuvo aquí en mitad de las lluvias de los días pasados. El cine es un entretenimiento colectivo, y los festivales no pierden de vista este hecho, ni que servimos para educar la mirada".