Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anjel Lertxundi gana el Premio Nacional de Ensayo

El escritor ha sido galardonado por su obra en euskera 'Eskarmentuaren paperak'

El escritor en euskera Anjel Lertxundi (Orio, Guipúzcoa, 1948) ha ganado el Premio Nacional de Ensayo por su obra Eskarmentuaren paperak (Vida y otras dudas), un escrito con notas autobiográficas. El galardón, concedido por el Ministerio de Cultura, reconoce el mejor libro del género publicado a lo largo de 2009 en español o en cualquiera de las lenguas cooficiales. El jurado que ha reconocido a Lertxundi ha estado presidido por el director general del Libro, Rogelio Blanco.

El lehendakari Patxi López ha enviado un telegrama al escritor felicitándole por el galardón y ha destacado que Lertxundi ha renovado la narrativa en euskera para ponerla "a la altura de la que se hace en el resto del mundo".

Lertxundi ha escrito casi toda su obra en euskera y, aunque está especializado en literatura infantil y juvenil, también ha publicado novelas, relatos y ensayos. Conisderado uno de los renovadores de la narrativa en lengua vasca, Lertxundi utiliza la literatura para experimentar con ella y ha dedicado buena parte de su obra a las creencias tradicionales. El escritor vasco además ha experimentado con la televisión y el cine, además de ser colaborador de varios periódicos.

Entre sus obras de literatura infantil destacan Tristeak Kontsolatzeko makina (1981), Portzelanazko irudiak del mismo año, Artillero dale fuego (1986) y Muxubero, mon amour publicada en el año 2000.

En ensayo, el género por el que ha sido premiado, cuenta con textos como Pío Baroja (1972), Gogoa Zubi (1999) y Mentura dugun artean (2001), y entre su obra traducida al castellano se incluyen Línea de fuga, Las últimas sombras, La felicidad perfecta y Una final para Nora.

Lertxundi ha recibido a lo largo de su trayectoria otros galardones como el Premio Euskadi de Literatura (1999), el Premio Nacional de Crítica (1983) y el Premio Rosalía de Castro en reconocimiento a toda su carrera, además fue finalista en 1994 del Premio Nacional de Literatura en la modalidad de narrativa con su novela Otto Pette (Las últimas sombras).