El último templo de Tarraco se ocultaba en el subsuelo de la catedral

Una excavación zanja la polémica sobre la ubicación del único recinto romano de Tarragona que seguía sin localizarse

Se acabó el debate: el único templo romano documentado de Tarragona que seguía sin localizarse ha permanecido oculto durante un par de milenios en el subsuelo de la catedral. Hasta ahora. Tras cerca de tres siglos de polémicas y controversia entre arqueólogos, una excavación codirigida por el Ayuntamiento, la Generalitat y el Arzobispado de Tarragona -propietario de la catedral que se asentó sobre el recinto romano- ha localizado los cimientos del templo y de parte de la escalinata construida para acceder a su interior a unos dos metros de profundidad casi en el corazón mismo de la basílica.

Los trabajos no han permitido por ahora determinar el periodo exacto de la construcción romana, cuyo templo erigido en honor al emperador Augusto se conocía gracias a la obra de Tácito. Los trabajos de este investigador romano permiten asumir que el templo se mandó construir el año 15 d. C. Los arqueólogos consideran válido, sin pruebas concluyentes, que se edificó en torno al siglo I d. C. La catedral de Tarragona, por su lado, se levantó en el siglo XII sobre los cimientos de una catedral visigótica, que a su vez se sobrepuso sobre el mismo templo romano. La excavación ha arrojado que la estructura de este santuario dedicado a Augusto estaba compuesta por un recinto de ocho columnas, unos 30 metros de alto y 45 de longitud que en sus días se alzó a casi 25 metros del suelo.

Más información

Tras confirmar el hallazgo la labor de los arqueólogos consistirá en poner en orden el puzle cronológico que se amontona en la basílica de Tarragona. "Trataremos de determinar con mayor precisión qué construcciones y de qué época ocuparon este espacio en el que se encontraba el templo. Intentaremos hacer una especie de mapa del tiempo", ha señalado Imma Teixell, la arqueóloga municipal responsable del proyecto. Los datos obtenidos se recogerán en una documentación que se publicará a finales de año.

Después de siglos de polémica, han salido a la luz los restos del templo de Augusto, ocultos bajo la catedral de Tarragona
Después de siglos de polémica, han salido a la luz los restos del templo de Augusto, ocultos bajo la catedral de TarragonaJOSÉ LUIS SELLART

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50