Próxima parada: Gijón

El tren de la Semana Negra llega a la ciudad asturiana con más de 130 autores del género policiaco, histórico y de ciencia ficción

El tren negro ha arrancado esta mañana a las 8.30 desde la estación de Chamartín hasta la ciudad asturiana. Durante una semana, Gijón se convertirá en la meca de la literatura negra, policiaca y de ciencia ficción. La XXIII edición de la Semana Negra de Gijón acoge desde hoy y hasta el 18 de julio a más de 140 autores que participarán en lecturas, ponencias y presentaciones de libros maratonianas.

Un anónimo en la contraportada del diario A Quemarropa, la publicación del festival, con el que se han despertado los autores en los vagones, invita a encarar la semana de tramas de misterios y crímenes con el espíritu adecuado: "Si quieren volver a ver a Laura Stone deberían hacer todo lo que les diga". Lo que podría ser un comienzo de trama, es otra de las muchas actividades del festival: colaborar a resolver un secuestro.

Un tren de escritores e ideas

Corrillos de escritores intercambiando ideas, un continuo ir y venir por los pasillos, las conversaciones giran en torno a las anécdotas de ediciones pasadas, de experiencias surrealistas en promociones y giras literarias: "La Semana Negra me ha reconciliado con el mundo de la literatura", comentaba la novelista Nerea Riesco; "del mundo cainita de la literatura", le matiza José Luis Muñoz, autor de Frontera Sur (Almuzara), IV premio ciudad Carmona, y compañero de vagón.

"Es un festival horizontal, y cualquiera de los que van en este vagón están dispuestos al intercambio de ideas", comenta Carlos Salem, autor de Pero sigo siendo el Rey (editorial Salto de Página), escritor argentino finalista del Premio Hammett 2010. Compite con otros tres escritores más. Una competición sana a tenor de la charla entre Salem y Cristina Fallarás, la primera mujer finalista del certamen en esa categoría con Así murió el poeta Guadalupe (Alianza).

Los escritores, después de un breve descanso para comer en Mieres, han sido recibidos por la banda municipal de Gijón el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y un grupo de trabajadores de Chupa Chups, que han aprovechado la ocasión para protestar contra el cierre de la empresa de Piloña.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS