Villaverde se mira al espejo

Los jóvenes del barrio madrileño se ponen detrás de las cámaras para rodar su día a día.- Dos cineastas retratan el multicultural vecindario con distinta mirada

Laila, Cristina, Masiel, los primos Nicolás, Noel y los dos Jose, hablan entre ellos -y con quien tercie- de sexo, drogas, maltrato. Tienen entre 13 y 16 años y son los protagonistas de Adolescentes S.A., un corto en el que, al más puro estilo de Física o química, cuentan "la vida del día a día". Los jóvenes alumnos de dos institutos del barrio madrileño de Villaverde son también guionistas, cámaras, directores y productores de la película en la que, como dice Cristina durante la presentación, "hay de todo: raperas, yonkis, lesbianas...". Ayer se proyectó un adelanto del trabajo realizado en los talleres audiovisuales del X Festival de Cine Iberoamericano La Chimenea de Villaverde. "La cámara es una excusa, un pretexto", comenta Joaquín Duce, uno de los monitores del Plan Integral de Convivencia del distrito que ha monitorizado el proyecto. El verdadero objetivo es retratar el barrio. Y dar voz a los chavales para, como ellos mismos dicen, "aprender un poquito de lo que está pasando".

El grupo de Irene ha recurrido a los mayores de la zona para que dibujen con sus recuerdos la historia de la colonia San Nicolás, "la más antigua de Madrid", que "no es como lo pintan", dice la joven reportera. Y no lo pintan muy bien. Con una tasa de paro del 17,28 en mayo (casi cinco puntos por encima de la media de la capital, 12,51%) y un 9,7 de vecinos analfabetos o sin estudios (según los últimos datos del Ayuntamiento, de 2001). Pero lo que cuentan los vecinos que protagonizan el documental es que "no había luz". "Ha habido que hacer muchas cosas", dicen. Instalaciones eléctricas o líneas de transporte para los trabajadores que llegaban allá por los sesenta a Madrid "y tenían que vivir en algún lado".

Igual que entonces, a Villaverde siguen llegando cientos de personas, de todas partes del mundo. El trayecto está repleto de nostalgias y expectativas. María Giráldez (con una decena de premios, el último en el Festival de Cine de Alicante por El opositor) y Juan Millares (El pabellón alemán, premiado en Documenta Madrid 2010) han tenido menos de una semana para captarlas. El reto: reflejar la multiculturalidad del segundo distrito madrileño con más inmigrantes, un 23,8%, de un solo vistazo. Un par de días para el guión, otro para grabar y otro para montar. El resultado son dos miradas distintas, complementarias, la de quienes reciben a los extraños y la de los conocidos que se quedan atrás.

El cineasta Juan Millares rebusca en los bolsillos de inmigrantes colombianos que viven en Villaverde las imágenes y recuerdos de aquello que dejaron al otro lado del Atlántico. Te echo de menos es el resultado de un rodaje exprés para el festival La Chimenea de Villaverde.
María Giráldez (El opositor) acepta el reto del festival cinematográfico La Chimenea de Villaverde y rueda en menos de una semana un corto en el que un extraño presenta a los vecinos con que se encontró al aterrizar en el barrio madrileño.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50