La piratería en Internet hizo perder a la industria española más de 5.100 millones en la segunda mitad de 2009

El 76% de los discos, películas, libros y videojuegos consumidos fueron de procedencia ilícita

Los contenidos digitales pirateados en España en la segunda mitad de 2009 tuvieron un valor de 5.121 millones de euros. Las descargas ilegales, además, supusieron el 76% de los discos, películas, libros y videojuegos consumidos en ese periodo, según el estudio Observatorio de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales, presentado hoy y elaborado por la consultora estadounidense IDC a instancias de la Coalición de Creadores de Industrias y Contenidos, que agrupa a asociaciones profesionales como a entidades de gestión de derechos de autor, la SGAE, Promusicae y Egeda, entre otras. El presidente de la asociación, Aldo Olcese, ha considerado que las cifras suponen "un drama" para el sector cultural.

Más información

Por sectores, es la música la más afectada por las descargas ilegales, con una tasa de piratería del 95,6% valorada en 2.291,6 millones de euros, seguida por las películas, con el 83,7% y un valor de 2.382,5 millones de euros. Detrás se sitúan los videojuegos, de los que un 52,3% son pirateados, con un valor de 246,2 millones, y los libros, con una tasa del 19,7% y un valor de 200 millones de euros.

La expansión del libro electrónico puede disparar las cifras, según ha alertado Olcese, para quien las cifras ya son preocupantes. Según los datos que manejan las editoriales, un best seller está disponible en versión pirata a las dos semanas de su lanzamiento y comienzan a proliferar los programas que facilitan escanear un libro y convertirlo al formato de los lectores electrónicos.

Se pierde el triple de lo que se ingresa

La industria de contenidos digitales generó en ese mismo periodo un volumen de negocio de 1.653 millones de euros, una tercera parte de lo que el mundo de la cultura dejó de ingresar debido a las copias piratas. Esto que supone que si la música, cine, juegos y libros pirateados hubiesen sido adquiridos de forma legal, el mercado "podría ser tres veces mayor que el actual", según el informe, que excluye a los consumidores menores de 16 años y menores de 55.

En cuestión de hábitos de uso de programas de intercambio de archivos P2P (eMule, Ares o Lime Wire, entre otros), el 80% de los consumidores afirma haber descargado contenidos por esta vía, un porcentaje que se eleva hasta el 92% en el caso de los usuarios de entre 16 y 24 años.

También existe, según el Observatorio, un porcentaje elevado de uso de sistemas de descarga directa, aunque supone la mitad que en el caso del P2P: el 43% de los usuarios se ha descargado contenidos protegidos de forma directa, aunque el porcentaje sube nuevamente (69%) entre los jóvenes de 16 a 24 años.

El estudio, ha explicado Olcese, pretende servir como herramienta para comprobar la eficacia de las medidas anti-piratería incluidas por el Gobierno en la Ley de Economía Sostenible, ahora en trámite parlamentario, ya que tendrá una frecuencia semestral. Lo que exige la Coalición es que la piratería se reduzca al menos un 70% en un año, o cargarán contra el Ejecutivo, que debería entonces tomar "medidas alternativas" para resolver el problema.

"El informe es elocuente. El 80% de las descargas se dan a través del P2P y el 43% en páginas web. La regulación va contra las web, que son el menor de los problemas. Si así no se resuelve, habrá que atacar al mayor de los problemas, como ya han hecho Reino Unido y Francia", ha dicho Olcese. La legislación en ambos países permite desconectar de Internet a los usuarios y multarles si descargan contenidos ilegales de forma reiterada.

Lo más visto en...

Top 50