Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Raya, el otro Fitipaldi

El guitarrista y productor de Fito comenta cómo trabajan los favoritos para los Premios de la Música

Es el hombre a la sombra de Fito Cabrales. El mismo que invitó a Brian May, el guitarrista de Queen, a uno de sus conciertos y recibió un curioso piropo. "Qué rápido tocas", le alabó el inglés. "Me pareció un gran cumplido pero al cabo del tiempo pensé: oye, quizá no es tanto". Hoy, aquel chico que hacía heavy con Sangre Azul es el productor y guitarrista solista en el último disco de Fito y Fitipaldis, Antes de que cuente diez, y ahora mismo acompaña a la banda en su gira por todo el país. Han conseguido seis candidaturas para los Premios de la Música, que el 17 de febrero podrían convertirse en sendas estatuillas.

Carlos Raya está nominado como productor por su trabajo en el último y exitoso disco de Fito y Fitipaldis, el grupo que ha conseguido seis candidaturas para los Premios de la Música y en el músico renuncia a la rapidez que le piropeó May en favor de líneas melódicas, a veces dobladas, con sabor añejo.

Quique González, al que Raya considera un "hermano", ha conseguido tres candidaturas. Pero no hay tensión ni rivalidad por ver quién se lleva más premios. El cantautor confió en su compañero y amigo para llevar a buen puerto Pájaros Mojados (2002) o La noche americana (2005). "Quique es parte indivisible de lo que soy y lo que hago", dice con cariño este madrileño, que tiene que hacer malabarismos para poder continuar con todos sus proyectos. Prepara la preproducción del próximo disco de M-Clan y gira con los Fitipaldis, entre otras cosas. No se queja, unas posibles vacaciones no entran en sus planes. "Estoy con cuatro discos a la vez. La vida es currar, y es básicamente lo que hago".

El último año ha dado mucho de sí con los Fitipaldis, Raya explica cómo se ha gestado uno de los mayores éxitos de los últimos meses.

Composición: Es Fito quien va haciendo los temas, él arranca todas las canciones. Después, revisamos opciones. Él empieza, luego me sumo yo y luego el saxo. Con eso ya tenemos lo esencial de la canción, de lo que se trata entonces es de añadir más instrumentos.

Grabar (y que no te entiendan): En la grabación había músicos americanos. Ellos no hablaban español y de los nuestros, salvo yo, nadie hablaba inglés. Además, el asistente del estudio era francés y sólo hablaba su idioma. A veces fue muy duro, ¡yo acababa hablando en inglés a Fito! Es bonito porque la música es comunicación y nos hicimos entender así. Lo complicado es cuando dejas los instrumentos y tienes que acordar una hora para comer, eso ya es más difícil...

Quique González: Quique es parte indivisible de lo que soy y lo que hago. Me encanta el disco y las canciones: muy buena evolución, aunque sigue siendo él mismo. Estamos bastante hermanados, nos hemos separado pero solo un poco. Hemos tocado con ellos, cerramos la gira con ellos, llevamos el mismo equipo técnico, así que todo se queda en casa.

Sugerencias: pasa en pocas canciones, pero Fito está abierto. Por ejemplo, Me acordé de ti empezó como una versión de The Doors, pero le comenté que la música no tenía nada que ver con la original y que era demasiada buena. Él renunció a la letra en inglés y escribió una propia. Al final creo que ha salido algo más natural, más acorde con su estilo.

Videoclip y single: yo no me meto ahí, tampoco Fito... deja que la gente que sabe de eso aporte ideas. En el primer single sí que influye mucho, lo tiene muy en cuenta. El segundo ya es cosa de la discográfica.

Fama: me van conociendo más, desde luego no es nada comparable a lo de Fito. Él ya está un poco desbordado, le cuesta salir de casa. Es un personaje público, no sólo un músico. Además, cae muy bien. Me preguntan que si Fito es tan majo como parece, yo siempre digo que tanto o más (risas). Tiene una energía muy positiva y tan real que te contagia, hace que todo funcione.

Anécdotas: yo tocaba en Sangre Azul. Cuando grabamos en Ibiza, en Mediterranean Studio, conocimos a Brian May y Roger Taylor, [guitarrista y baterista de Queen]. Les invitamos a que vinieran al concierto que dábamos allí. Y vino Brian May, vio la actuación entera. Me dijo: qué rápido tocas. Me pareció un gran cumplido, al cabo del tiempo pensé: oye, quizá no es tanto...

Premios: Lo agradezco pero no le doy importancia. Ya es un éxito que estemos tocando y llenando, me parece alucinante...