Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Las energías renovables son la segunda revolución industrial", asegura Herman Scheer en Barcelona

El parlamentario alemán participa en las jornadas Now que se celebran en el CCCB centradas en el Sol y su influencia cultural y presenta su último ensayo

Un hombre entra en un restaurante y pide una botella de vino y una docena de ostras, sabiendo que no podrá abonar la cuenta. Cuando termina, repite bebida y comida una y otra vez, esperando encontrar una perla en las ostras que le permita pagar. Esta situación "psicopatológica" es la que utiliza el diputado del Bundestag (Cámara baja) alemán Hermann Scheer para explicar la situación actual que vive la energía mundial basada en los combustibles fósiles como el carbón y el petróleo. "Nos empeñados en encontrar nuevos recursos sabiendo que son limitados y que se acabarán", asegura el presidente de Eurosolar, la organización europea para las energías renovables y uno de los creadores de la Ley para las Energías Renovables de Alemania que luego han copiado otros países, entre ellos España.

Scheer ha visitado Barcelona para presentar su último libro Autonomía energética. La situación económica, social y tecnológica de la energía renovable (Icaria, 2009) dentro de las jornadas Now. Encuentros en el presente continuo, que se celebran en el Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona, CCCB, hasta mañana sábado y que se han centrado en el Sol y su influencia cultural, biológica y astrofísica.

Para este político "el gran desafío del siglo XXI será abandonar en tres décadas las energías basadas en los combustibles fósiles del petróleo y el carbón y utilizar las energías renovables". Según Scheer esto será como vivir "la segunda revolución industrial". Explica el autor que durante 200 años la civilización ha confiado en la combustión de los abundantes y baratos combustibles de carbono fósil. Pero esto ha tenido sus consecuencias: "la dependencia de la región más inestable del mundo, el Oriente Medio, y la aceleración del cambio climático".

Pero Scheer no quiere ser catastrofista y, "a diferencia de Al Gore que no da soluciones a los problemas", plantea soluciones en su nuevo libro: la transición hacia las fuentes de energía renovables y a la distribución descentralizada de la energía, un modelo que ha sido probado con éxito, según él. El problema, afirma, es que existen muchas reticencias por parte de los gobiernos a elaborar estrategias para el cambio y que "además han dejado la transición en manos de las empresas energéticas y no acaban de estar por la labor por sus intereses económicos".

En la edición de este año de Now, organizada por el CCCB y la Fundación Terra, además de talleres y debates, se han proyectado cortos y documentales, como No Impact Man, la película que explica la experiencia de una familia neoyorquina que decide vivir un año entero reduciendo a cero su impacto medioambiental. Toda una experiencia.