Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El difícil arte de materializar ideas

El artista conceptual Nacho Criado gana el Premio Nacional de Artes Plásticas

El escultor Nacho Criado (Jaén, 1943) ha sido galardonado hoy con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2009, después de toda una vida dedicada a la difícil tarea de producir obras de arte que no se cuelgan en las paredes ni se colocan en los pedestales. El Ministerio de Cultura ha premiado la labor de este pionero del arte conceptual en España por "su papel fundamental en la ampliación de los límites de realización de la obra artística, la composición de un extenso universo poético y su contribución a un pensamiento estético inédito". El premio está dotado con 30.000 euros.

La angustia provocada por la conciencia de nuestra propia fragilidad, el tiempo, la identidad o el vacío son los temas de fondo presentes en la obra de Nacho Criado, que ha recibido el galardón como un "premio a muchos años dándole vueltas a la cabeza en un mundo en el que es muy difícil sobrevivir". Aunque no se queja: "Son sistemas de trabajo que tú mismo te impones", según ha manifestado en conversación telefónica. El escultor y artista experimental fue uno de los primeros en España en plantearse el arte como una estructura de pensamiento e intentar trasladar esta inquietud a los materiales -sobre todo madera y hierro-, primero desde el minimalismo, a finales de los años sesenta, y luego usando el propio paisaje como materia prima en sus exploraciones con el land art. Criado se ha mantenido tercamente en el arte conceptual. El resultado es una trayectoria plagada de no-obras y no-exposiciones. "No voy a renunciar a estas cosas. Sería una pose por la que llevaría el conceptualismo al extremo. Ese sambenito te acaba expulsando del mercado".

En más de una ocasión, Criado ha manifestado que no trabaja para contentar a nadie, aunque su peculiaridad y su compromiso con la idea volcada en la forma le ha convertido en uno de los artistas más representativos del arte contemporáneo español de los últimos 40 años. "En el arte conceptual es una idea lo que se trata de materializar en una exposición. Esto ha supuesto una suerte para mí, ya que he podido quedarme con el 80 o 90% de las piezas que componen mi obra", dice el artista. En su haber tiene el Premio Pablo Picasso, la Medalla de Oro de las Bellas Artes 2008 y el Mariano Benlliure de 2007 por su exposición No existe en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En esta muestra, Criado volcaba las inquietudes existenciales que han recorrido su trabajo e intentaba transmitir la sensación de impotencia que produce, tanto en el artista como en el espectador, la brecha que se abre entre lo que se aprecia en una obra y lo que el creador había intentado expresar.

Estudió arquitectura en Madrid, pasando luego a Barcelona para estudiar Ciencias Sociales. Vuelve a la capital en 1969. Desde 1970, su trabajo se dirige hacia una ampliación y liberación de lenguaje. Admirador de Duchamp y Rothko, también ha experimentado con la imagen en movimiento y es autor de dos películas: Cuerpo en acción (1974) y Extensiones (1975). Ya tiene en mente su próximo trabajo: "Se llama Cordillera alpina y contará el viaje de una camello desde el desierto ecuatorial al alpino".

El jurado del premio, presidido por la directora general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Ángeles Albert, ha estado integrado por Esther Ferrer, Premio Nacional de Artes Plásticas de 2008; Agustín Pérez Rubio, director del Museo de Arte Contemporáneo de León, designado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; Bartomeu Marí Ribas, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, por el Instituto de Arte Contemporáneo; Anna María Guasch Ferrer, crítica de arte, por la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales; Isabel Tejeda Martín, crítica de arte, por la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España y Mariano Navarro, crítico de arte, por la Revista Artecontexto.