Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 años a la vanguardia de la electrónica

El mítico sello Warp Records celebra sus dos décadas de existencia con eventos en todo el mundo y un recopilatorio con lo mejor de su música

En 1949 el físico alemán Werner Meyer-Eppler publicó una tesis llamada 'Música electrónica y lenguaje sintético' en la que proponía algo novedoso: componer música usando únicamente sonidos producidos por señales eléctricas. Meyer-Eppler se diferenciaba así de los experimentos de Pierre Schaeffer, científico francés que un año antes iniciaba desde su Estudio Experimental una verdadera revolución en la forma de grabar: Schaeffer cogía sonidos reales y los distorsionaba, jugaba con ellos hasta conseguir lo que él llamó música concreta. Schaeffer y Meyer-Eppler empezaban a concebir una forma diferente de componer y articular sonidos. Tan sólo 40 años más tarde, un tal Steve Beckett decidía en Sheffield fundar Warp Records: la música de vanguardia estaba ya muy lejos de lo que habían imaginado aquellos visionarios de la electrónica.

Warp Records nace hace exactamente dos décadas con una idea clara: situarse desde el principio como punta de lanza del género, pero apostando fuertemente por todo aquello que rodea a la música: el diseño, los videos, y una filosofía de sello, con raíces en Motown o Fabric, que por momentos parece que prima la discográfica sobre los autores; el artista es un casi anónimo contribuyente al engrandecimiento del concepto. "Warp le dio a la música electrónica una imagen, le puso cara. Sacó todos estos sonidos underground de las raves y creó un circuito nuevo, inexistente hasta entonces", afirma Vidal Romero, especialista en música electrónica y colaborador de la revista Go-Mag.

Con Warp llegó lo que se ha denominado comúnmente electrónica inteligente. "Empezamos con una pequeña tienda en Sheffield, especializada en rock independiente y dance. Nos dimos cuenta de que estábamos en el medio de un movimiento de música electrónica y quisimos meternos en ello. De nuestro primer disco hicimos 500 copias", señala Becket, co-fundador de la discográfica, desde aquella misma ciudad al norte de Inglaterra con una historia ligada a la industria del acero. La época era principios de los 90 y mientras el grunge conquistaba el mundo y el britpop llamaba a la puerta, en Sheffield encontraban sonidos que parecían salir de ninguna parte. "La aparición de aquellos primeros discos de Aphex Twin, LFO o Autechre fue como descubrir un nuevo mundo. Era algo que no habíamos escuchado jamás, algo que no se parecía a nada. Era abstracto pero emocionante.", señala Vidal Romero. Muchos eran discos masterizados a partir de sonidos grabados en cintas con pésima calidad, que mezclaban el ambient de Brian Eno o los sonidos de Kraftwerk con bases similares a las del techno que empezaba a surgir al otro lado del charco en otra ciudad predominantemente industrial: Detroit.

El sello fue creciendo y pronto Beckett y su socio Rob Mitchell consiguieron transformarlo en un icono de la vanguardia electrónica, e incluso encontraron tiempo para fundar compañías paralelas. Warp Films reunió a video-artistas como Chris Cunningham en torno a un concepto de ruptura y vanguardia que unía música con imágenes de una forma totalmente novedosa. Bleep.com nació en enero de 2004 como tienda online del sello, y es de las pocas webs que desde sus comienzos no incluyó DRM (Digital Rights Management) en sus archivos. En 2006 superó el millón de descargas y ese mismo año obtuvo el premio a la mejor tienda musical digital en Gran Bretaña.

De los más de 100 álbums editados en estos 20 años Beckett cita a algunos que han sido clave. "LFO y un álbum que se llama Artificial Intelligence, a través del cual nos pusimos en contacto con gente que estaba haciendo música electrónica abstracta como Aphex Twin, establecieron las bases para lo que sería Warp en los años venideros." Recientemente fichajes como Battles (una especie de Franz Ferdinand a lo electrónico) o Grizzly Bear (Sigur Ross con un Mac) están ampliando fronteras y audiencias, aunque no son pocos los que ven en estos grupos de guitarras un posible alejamiento de la cultura electrónica underground de los comienzos.

Warp20

Para celebrar las dos décadas de andadura la discográfica ha programado eventos a lo largo de todo el año y un box set en el que se incluye una recopilación con lo mejor de su historia: los 20 temas definitivos de Warp Records. El álbum consta de 10 cortes votados por los fans a través de Internet y otros 10 elegidos por el mismo Beckett. Aphex Twin y su Windowlicker encabezan una lista con artistas como Autreche, Seefel o Boards of Canada. El box set del aniversario incluye un doble CD con versiones de los temas clásicos del sello y un vinilo con material inédito, además de un libro con las cubiertas de todos los discos editados por la compañía. Ningún artista predomina sobre otro; en Warp no hay cabida para los grandes egos. "Intento mantener un equilibrio entre el concepto del sello en sí y el de los artistas, algunos como Aphex Twin o Grizzly Bear han ido más allá y la gente los reconoce sin acordarse de la discográfica, pero a otros los ayudamos a establecerse", afirma Beckett.

Warp ha marcado un camino a seguir en la electrónica pero sus influencias han ido más allá y han llegado incluso al rock más mainstream; discos como Kid A o Amnesiac de Radiohead hubiesen sido imposibles sin artistas como Aphex Twin o Boards of Canada, pioneros de un sonido que haya ecos en el pop más Indie o en el llamado nuevo rock progresivo. Nadie sabe que va a pasar dentro de 20 años aunque Beckett nos ofrece, desde su amplia experiencia, un panorama alentador: "Crees que lo has oído todo y de repente aparece gente con algo nuevo; la electrónica está siempre evolucionando".