Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La difícil tarea de hacer 'levitar' el acueducto de Segovia

El artista Eugenio Ampudia instalará un zócalo de espejos bajo el monumento para simular que flota

Hace 125 años el acueducto de Segovia (obra de ingeniería romana de los siglos I-II) fue declarado monumento nacional. Para conmemorar esta fecha, el Ayuntamiento de la ciudad, el ministerio de Cultura y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales han diseñado un programa de actividades cuya estrella es la acción de Eugenio Ampudia (Melgar, Valladolid, 1958). El artista ha instalado hoy un "zócalo prismático" en la base del monumento que ofrece la ilusión óptica de que el acueducto flota a una altura de dos metros.

"La intervención diseñada por Eugenio Ampudia juega con el concepto que encarna el monumento como crisol de culturas, ideas, conocimientos, credos y voces plurales", señala la organización en un comunicado.

La segunda acción de Ampudia implica, de forma activa, la participación de los habitantes de Segovia y de sus visitantes. Desde el atardecer hasta las 02.00 de la madrugada se va a proyectar sobre el milenario cuerpo del acueducto un interactivo audiovisual que transformará los sonidos emitidos por los espectadores en una espectacular intervención luminosa.

Dichas intervenciones de Ampudia, tituladas Conductus Vocis, forman parte del primer Festival de Intervenciones Artísticas en Espacios Urbanos OXIGENARTE, diseñado por el Ayuntamiento de Segovia, con el objetivo de convertir durante cuatro días (del 30 de julio al 2 de agosto), algunos de los espacios y rincones "más emblemáticos de la ciudad" en escenarios para la creación de arte contemporáneo de carácter efímero con propuestas específicamente concebidas para estos espacios.