Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de aislante del 'Endeavour' fuerza a la NASA a suspender los vuelos

La agencia considera un "misterio" que se desprendiera el material de esa zona de la nave.- Charles Frank Bolden es ratificado como director del organismo espacial

Cabo Cañaveral / Washington / Madrid

La NASA ha decidido suspender los lanzamientos de transbordadores espaciales hasta que se aclare por qué se desprendieron fragmentos de espuma aislante del depósito principal de combustible del Endeavour, señaló anoche el director del programa de trasbordadores de la agencia espacial de Estados Unidos. "Estamos ante un misterio. Ha sucedido en un área en la que nunca esperaríamos que se desprendiera espuma", añadió. En 2003, los desperfectos causados por ese tipo de fragmentos acarrearon el accidente del Columbia cuando ese transbordador realizaba la reentrada en la atmósfera terrestre.

El Endeavour consiguió ponerse en órbita a salvo el miércoles tras despegar del centro espacial Kennedy en Florida. Un vídeo del lanzamiento mostró unos 12 fragmentos de material desprendiéndose del depósito durante los ocho minutos y medio que duró la puesta en órbita. La pérdida de espuma ocurrió en el tramo final del lanzamiento, cuando la presión atmosférica se debilita, por lo que los golpes del material desprendido contra la nave no fueron demasiado graves. Si esto hubiese sucedido antes, durante el ascenso, el escenario habría sido distinto, señala Reuters.

"No estamos preocupados, pero con vistas al próximo vuelo necesitamos saber qué ha pasado", afirmó John Shannon en una rueda de prensa. "Esto es nuevo. No sé si estamos ante un problema de materiales o un problema de procedimiento, pero llegaremos la fondo del asunto y lo aclararemos antes del vuelo previsto para agosto", señaló Shannon, quien añadió que no habrá nuevos lanzamientos de transbordadores hasta que comprendan las causas del desprendimiento de la espuma.

La NASA tiene previstos siete lanzamientos más para completar la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas inglesas). El próximo despegue está fijado para el 18 de agosto. Shannon espera que para entonces estos hechos estén esclarecidos y con ese fin se han programado análisis para determinar si el problema en el depósito del Endeavour es un incidente aislado o si existe un fallo más genérico.

Los astronautas del Endeavour, entre tanto, han utilizado el brazo robótico del transbordador para inspeccionar las alas y el morro de la nave con un sofisticado sistema de imagen montado en el extremo de una grúa de 15 metros. Las imágenes obtenidas van a ser analizadas en la Tierra por los ingenieros durante los próximos días. Otra inspección está prevista para el día de hoy, antes de que la nave se acople a la ISS. El comandante del Endeavour hará que el transbordador vire para que los astronautas de la ISS puedan fotografiar las placas cerámicas resistentes al calor de la panza de la nave. Esas imágenes también serán estudiadas en la Tierra.

El Endeavour transporta la última pieza del laboratorio japonés Kibo. Está previsto que pase 11 días en el espacio. También lleva repuestos, suministros y a un nuevo miembro para la tripulación de la ISS, el estadounidense Timothy Kopra, quien debe reemplazar al japonés Koichi Wakata en el grupo de ingenieros.

Primer director negro

El Senado de EE UU ratificó ayer el nombramiento del nuevo director de la NASA. Se trata del ex astronauta afroamericano Frank Bolden. El nombramiento de Bolden y de Lori Beth Garver, quien será la subdirectora de la agencia espacial estadounidense, fue aprobado por el Senado este miércoles ante la propuesta presentada en mayo por el presidente Barack Obama. El momento en que Bolden asume el cargo adquiere especial significación para el organismo que se encuentra bajo presiones financieras, pero a punto de celebrar el 40 aniversario de la llegada del primer hombre a la Luna. Bolden, el primer director negro de la agencia, no es ajeno a los esfuerzos y es un veterano que participó en cuatro misiones y tiene a sus espaldas más de 400 horas en el espacio. "Debemos aprovechar la inversión en la ISS y acelerar el desarrollo de nuestra próxima generación de sistemas de lanzamiento para permitir ampliar la exploración humana", indicó Bolden, veterano de la guerra de Vietnam.

Más información