Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Habana tolera la presentación de un libro de un escritor crítico con Castro

'Boring Home' de Orlando Luis Pardo Lazo salió a la luz sin que la policía interviniese

Aunque en los últimos días el ambiente y las amenazas parecían indicar lo contrario, esta tarde a las 15, hora local de Cuba, tuvo lugar la presentación de la obra de un autor no aceptado por los medios oficiales cubanos. Al no ser admitido en la feria que se celebra en La Habana hasta el próximo día 22 de febrero decidieron hacer una presentación en la calle. El acto comenzó a organizarse en el blog de Yoani Sánchez, Generación Y, y después fue replicado por el resto de bloggers cubanos y los interesados por la cultura.

Durante el fin de semana la presión contra el autor, con llamadas amenazantes a su casa y envío masivo de correos electrónicos, fue creciendo. También el cerco de vigilancia en el edificio donde habita Yoani Sánchez se multiplicó.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, pudieron celebrar la publicación del libro "Boring Home". Aunque sólo cuentan con copias impresas de manera casera, la obra se puede descargar en internet de manera gratuita.

En los primeros momentos no había más de quince asistentes, mucha vigilancia y los enviados de NBC y CNN como testigos mediáticos del hecho. Al final hubo casi cincuenta simpatizantes. Yoani Sánchez, con evidente júbilo, relataba algunos detalles del encuentro: "Es importante porque han venido jóvenes autores que han sido muy valientes. Hasta el momento no había tenido problemas para publicar por los canales oficiales y esperamos que de ahora en adelante tampoco. Estamos muy sorprendidos, aunque la prensa internacional nos da alguna protección, no nos han impedido nada. Sólo nos han intimidado grabando todo el acto las autoridades, así nos hacían saber que tienen nuestras caras".

Normalmente, este tipo de actos tienen lugar en la intimidad de alguna casa y la celebración suele ser discreta. Lo relevante del caso en palabras de la bloggera galardonada con el Ortega y Gasset es que "ha sido algo inédito porque nunca antes se había podido hacer algo así al aire libre, en un espacio público y tan cerca de la feria del libro. Frente al recinto donde tienen lugar los actos oficiales estuvimos hablando de literatura en libertad. Parece que desistieron en la intimidación y evitaron el escándalo". Casi sin poder reprimir su alegría, concluía, "un libro proscrito se presenta sin ninguna acción". Ella misma leyó unas palabras tituladas "Entre dos muros" y se entregaron CDs con el texto del libro a los asistentes.