Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio revela cientos de nuevas víctimas españolas en campos nazis

La Universitat Pompeu Fabra elabora una base de datos con casi 9.000 republicanos presos, 450 hasta ahora desconocidos

"No será fácil hallar las huellas de muchos desaparecidos en campos nazis. Porque había un programa que se llamaba Nacht und Nebel, noche y niebla. Te detenían por la noche, nadie se enteraba de nada, y desaparecías en la niebla, en la nada", asegura Edmond Gimeno, de 85 años, que pasó 17 meses en tres campos de concentración por ser republicano. Pero hay luz, a veces. Investigadores de la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona, han descubierto las huellas de 450 españoles internados en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, de los que hasta ahora no se tenía noticia. Se añaden a los ya conocidos, y juntos suman 8.964 presos. Todos ellos están censados en la base de datos más extensa y exacta elaborada hasta ahora, que ha presentado hoy el departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña y que estará disponible en Internet en los próximos días.

Los nuevos nombres no estaban comprendidos en los censos hasta ahora porque éstos se elaboraron partiendo de los datos de la deportación de presos de Francia a los campos. No recogían a aquellos que llegaron a Mauthausen y a otros centros desde los campos de trabajo forzado alemanes, explica el director de esta labor, el historiador Alfons Aragoneses. Su equipo ha sumado a los censos ya existentes los hallazgos realizados en los archivos de los campos de concentración alemanes, así como en el Internacional Tracing Service, que aún no se habían investigado. Estos hallazgos han permitido, además, ampliar y corregir los datos que se tenían de los republicanos que ya estaban documentados.

La repercusión del exterminio en la sociedad española

La Agencia Catalana de Protección de Datos aún tiene que dar su beneplácito, pero el equipo planea hacer accesible este nuevo censo a investigadores y a los ciudadanos. De momento, ya han empezado a hacer estadísticas a partir de los datos. Calculan, por ejemplo, que un 59% de los republicanos presos no sobrevivió al exterminio. Y que la mayoría de españoles internos, un 22%, provenía de Cataluña. Un 18% eran andaluces, y en Aragón había nacido el 12% de los presos. Son las tres comunidades más representadas entre los republicanos en campos nazis.

Este censo también incluye datos sobre el lugar al que fueron los que sobrevivieron a los campos, qué secuelas padecieron, si viven actualmente, quienes fueron sus esposas, sus hijos... Pueden ser la base para investigaciones que esclarezcan el alcance de la política nazi de exterminio en la sociedad española, asegura Rosa Torán, que ha colaborado con la tarea y preside Amical Mauthausen, una agrupación que agrupa a deportados españoles y que ha cedido sus archivos para el censo. "Con el tiempo quizás concluiremos que debemos ampliar el concepto de víctima, para incluir no sólo al deportado, sino también a su entorno familiar", augura Torán.

Las otras bases de datos del horror

El próximo lunes, los investigadores que han rastreado las huellas de los republicanos en campos de concentración nazis y representantes del departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña tienen previsto iniciar las gestiones para hacer accesible este censo a través de Internet a los ciudadanos. Se trataría de la base de datos más completa sobre los españoles afectados por la represión nacionalsocialista disponible en la red.

Y se sumaría a otras ya existentes. La más relevante es el censo de los judíos muertos en la Shoah elaborado por Yad Vashem, la autoridad hebrea encargada de recordar el exterminio nazi. Este archivo ya ha documentado a millones de víctimas. Muchas de ellas, con nombres que recuerdan su origen sefardí, como Clara o Esther Castro; David o Rachel Perez, Elias Garcia, Benjamín Rodrigues...

Más información