Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bebo Valdés celebra en Madrid su 90 cumpleaños

El músico asistirá junto a su hijo, Chucho Valdés, a un homenaje organizado por la Casa de América

Una biografía, un disco junto a su hijo Chucho Valdés y un homenaje celebran los 90 años del pianista Bebo Valdés, una leyenda viva de la música cubana que mañana asistirá a una fiesta en su honor organizada por Casa de América, en Madrid.

La presentación de la biografía Bebo de Cuba. Bebo Valdés y su mundo, escrita por su amigo Maths Lundahl, y el nuevo álbum Juntos para siempre, que ha realizado junto a su hijo Chucho Valdés (que también celebra mañana su 67 aniversario) serán algunos de los platos fuertes de este homenaje celebrado en el marco del festival VivaAmérica.

Nacido el 9 de octubre de 1918 en Quivicán, un pequeño pueblo al sur de La Habana, Bebo Valdés abandonó Cuba en 1960 tras el éxito de la revolución liderada por Fidel Castro. Nunca ha regresado a la isla porque ha cumplido su promesa de no vivir ni visitar un lugar que tuviera una dictadura de cualquier signo político.

Dejó atrás una etapa en la que vivió en primer plano la época dorada de la música de la isla, en los años 40 y 50, y decidió afincarse en Estocolmo, donde conoció durante una gira a la que hoy es su mujer y donde, durante casi cuarenta años, vivió en el anonimato como pianista de bares y hoteles.

En 1994, cuando tenía 76 años, el saxofonista Paquito D' Rivera le propuso grabar en Alemania un disco sobre la música cubana, que se tituló Bebo Rides Again y que le devolvió a su lugar en la escena musical internacional, un gigante del jazz que ha fusionado este género para ofrecer una nueva lectura de los ritmos afrocubanos y de géneros como el mambo, el bolero y hasta el flamenco.

Aquel disco, y posteriormente el de Lágrimas negras que en el 2003 impulsó el cineasta Fernando Trueba y que unió a Bebo Valdés con el cantaor Diego El Cigala en un trabajo que se convirtió en un éxito mundial, hicieron posible que el pianista cubano lograra llegar a la cumbre de su carrera artística a una edad en la que pocos conservan fuerzas para subirse a un escenario.

Él, que hace unos tres años se afincó en Benalmádena, las tiene. Y prueba de ello es que, coincidiendo con su cumpleaños publica Juntos para siempre, un disco en el que junto a su hijo Chucho, otro grande del piano cubano, reúne clásicos cubanos, standars de jazz y composiciones propias.

En el disco, fruto del reencuentro tras una larga separación, de Bebo y Chucho Valdés en la película Calle 54 de Fernando Trueba, padre e hijo se rinden homenaje mutuamente, en los temas con los que el álbum se inicia y termina.

El próximo día 23 Bebo y Chucho Valdés emprenderán la gira.