Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fans que huyen de Batman

A nueve días del gran estreno, los 'freaks' del Caballero Oscuro desvelan su mayor miedo: que les cuenten detalles de la película

Entre los miles de lectores de este artículo no estará José Manuel Heras. Es uno de los fans de Batman que huye de la palabra Batman en los titulares. Uno de los comiqueros españoles que, 21 días después de que la película se estrenara en Estados Unidos, están hartos de la información acerca de El Caballero Oscuro. A nueve días del estreno en España, cada día sin conocer algún detalle de la película es una pequeña victoria. "No quiero ver nada, si hay algo sobre Batman en el periódico, paso la página. Yo frecuentaba unas webs a las que ya no puedo acceder. En los primeros 10 días hubo respeto a los que no la vieron, pero luego la gente asume que el que no quiera saber de la película no tiene que meterse allí. Durante unos días voy a tener que mirar otras cosas en la Red", señala Heras, de 29 años.

El recelo está justificado. Tanto tiempo después del estreno de la nueva película de Christopher Nolan en Estados Unidos, miles de fanáticos de otros países llenan de comentarios páginas especializadas, foros y blogs. Se discute si el maquillaje del Joker de Heath Ledger es mejor que el de Jack Nicholson en el film de 1989. Si hay fallos de secuencias. O si el nuevo traje es "más guay" que el de la película anterior. En una de estas webs, a Raúl Expósito, profesor de Economía, le pasó lo peor. "Estaba en una página y sin querer me leí el final de la película", lamenta, cabizbajo.

Los dos profesores resisten a la tentación de ver la cinta en la Red. La explicación la da Felipe Salcedo, encargado de la tienda madrileña de comics Astro City, donde se reunirán unos 20 freaks de Batman para el estreno. "Es una peli para ver por primera vez en el cine. Creo que los fans pueden verla en Internet después de verla en la gran pantalla". Los que cambian los hábitos para escaparse de lo que se filtra en la Red se enfrentan además a enemigos como el propio Salcedo, a quien le gusta dar detalles (reales o inventados) de las películas basadas en cómics. "Alguna vez lo he hecho", bromea.

El éxito mundial de la película (la recaudación roza los 400 millones de dólares) aumenta el desafío. "Hay muchos foros sobre el tema y ya no me meto en ciertas páginas porque tengo muchas ganas de ver la película. Promete mucho. Las primeras parecían ser para niños pequeños", añade otra fan de Batman, Bárbara Calonje, de 28 años.

Hasta la premier se no se sabrá si estrenar El Caballero Oscuro tan tarde (60 países la habrán visto antes y sólo rusos, alemanes, austriacos y suizos, lo harán después de España) representa una ventaja comercial o no. El hecho es que el 13 de agosto no ha sido escogido por casualidad. En películas tan promocionadas, los estrenos coinciden con los puentes en el calendario, una garantía de mayores recaudaciones. El 15 de agosto es el día de la Asunción, festivo. También contribuyen a la elección factores como las vacaciones y el estreno de otras películas taquilleras. En julio se estrenaron algunas que podrían haber conseguido lo que ni el Joker ha logrado: hacer sombra al Caballero Oscuro. Elegida la fecha, es preciso que la productora en Estados Unidos esté de acuerdo (lo que normalmente ocurre, dado el conocimiento que tienen los productores locales de las peculiaridades regionales). Hay quien piensa que el éxito en el extranjero llevará a más españoles a los cines, que es más importante elegir la fecha correcta que estrenarla lo antes posible. Al profesor Heras no le gusta la demora. "Cuando vuelva a frecuentar mis web favoritas para comentar la película, todos los que la han visto estarán hartos de la discusión".