R. Scott Bakker: "El lector de literatura fantástica busca un reto intelectual"

El novelista, autor de la trilogía?Príncipe de Nada?, centra la atención de la Semana Negra

Que no le confunda su pinta de despistado surfista californiano. R. Scott Bakker (Simcoe, Canadá, 1967), casi dos metros de estatura y melena rubia desgreñada, es uno de los valores emergentes de la novela fantástica, autor de la trilogía Príncipe de Nada (Timun Mas) y devoto seguidor de la obra de J. R. R. Tolkien. Quizá del creador de El señor de los anillos sea de quien haya heredado la predilección por los escenarios épicos y las tramas complejas que dan lugar a interpretaciones políticas. Precisamente de todo ello habló la tarde del domingo Bakker ante una atestada carpa principal de la XXI Semana Negra de Gijón, que se inauguró el pasado viernes y concluirá el 20 de julio.

Más información

Civilizaciones de seres fantásticos que se enfrentan a muerte en un tiempo postapocalíptico por la conquista de un territorio sagrado. Decenas de personajes y multitud de referencias a países, costumbres y religiones forman un mundo literario al que sin duda ha contribuido la formación de Bakker como licenciado en filosofía. Y no es ningún truco. Bakker confiesa abiertamente que busca la complejidad: "Intento hacerlos [los libros] más complejos que lo complejo". Uno de sus objetivos es conseguir contrarrestar un hábito social muy extendido, según el novelista, el de simplificar las cosas en exceso: "Porque todos tenemos una tendencia a simplificarlo todo. Y es una tendencia fascista porque impone una reducción de la complejidad de las cosas". Un ejemplo: "Todos tenemos un pariente que defiende la monarquía, porque es muy sencillo: un único tipo que manda y tiene todo el poder: en cambio, cuando ve a un par de políticos en la tele, dice: ¿de qué cojones están hablando?".

Trilogías contra la simplificación

Para combatir esta tendencia Bakker multiplica las referencias en sus novelas. "Hay alusiones a la filosofía, la antropología, hay lecturas de la Biblia?? Es un maldito erudito", exclama Paco Ignacio Taibo, director de la Semana negra y lector ávido de las novelas de Bakker. De hecho, el novelista inició la saga en 2003 como una trilogía, pero se encontró con que sólo el primer libro ya le daba para escribir dos tomos más. Y así, El príncipe de Nada está formada por En el principio fue la oscuridad, El profeta guerrero y El pensamiento de las mil caras, Así que la que iba a ser la segunda entrega de la trilogía original, The Aspect emperor será el marco de otros dos volúmenes, The judging eye y The White-luck warrior, anunciados para 2008 y 2009, respectivamente.

Y no, no le da miedo ahuyentar a los lectores: ?El lector de literatura fantástica no se asusta, sino que desean enfrentarse a un reto?, insiste Bakker, de quien en breve se publicará en España Neurópata (Minotauro), un thriller sobre un asesino en serie con poderes telepáticos. ?[Quieren] un libro que suponga un estímulo intelectual, y en eso precisamente consiste la literatura de fantasía; y en eso debería consistir la literatura en general?, añadió, ante el asentimiento generalizado del público. ?Y la literatura fantástica debe considerarse ya como literatura con todos los honores?. Ovación cerrada.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50