Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Winkler gana el premio Büchner por retratar los horrores del catolicismo

El jurado del galardón literario más importante en lengua alemana ha valorado la capacidad del novelista para captar las catástrofes de la fe

El escritor austriaco Josef Winkler, cuyas obras se caracterizan por una descripción crítica del catolicismo de su país y los horrores psicológicos que puede producir, ha sido distinguido con el Premio Georg Büchner, el galardón más importante para escritores de lengua alemana.

"Josef Winkler ha reaccionado a las catástrofes de su niñez pueblerina y católica con libros cuya obsesividad apremiante es única", dice el acta del jurado del Premio Büchner. Winkler nació en 1953 en una familia de granjeros y un pueblo de un par de centenares de habitantes en la región de Carintia y actualmente vive en Klagenfurt (Austria).

Su primera novela fue Hijo del hombre (1979) en la que relata la historia de dos jóvenes homosexuales enamorados a los que la presión social termina llevando al suicidio y que fue el comienzo de una trilogía conocida como Carintia salvaje. Ya esa primera novela tuvo éxito lo que le permitió a Winkler dedicarse enteramente a la literatura a partir de 1982.

Antes, había trabajado en una lechería, en una editorial y había visitado la escuela nocturna para continuar su educación, mientras en paralelo empezaba a escribir. En España, Galaxia Gutenberg ha publicado algunas novelas de Winkler como Natura morta, Cuando llegue la hora y El cementerio de las naranjas. Durante su carrera literaria, Winkler ha recibido diversos galardones como el Premio Alfred Döblin o el Premio Bettina von Arnim.

El Premio Büchner está dotado con 40.000 euros y se otorga a la trayectoria completa de un escritor y no a una obra concreta. Los últimos premiados han sido Martin Mosebach, Oskar Pastior, Brigitte Kronauer, Wilhelm Genazino y Alexander Kluge.