Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría plantea que los grandes 'chefs' especifiquen los ingredientes de sus platos

"¿Qué queremos, dieta mediterránea de producto fresco o aditivos químicos?", se pregunta el cocinero

El cocinero catalán Santi Santamaría (El Racò de Can Fabes, tres estrellas Michelín) ha añadido un nuevo capítulo a la llamada guerra de los fogones y ha propuesto esta mañana que los grandes chefs especifiquen los ingredientes de sus platos en las cartas y menús. Santamaría mantiene así el pulso que libra con varios compañeros de profesión, a quienes ha acusado de cocinar cosas "que ni ellos mismos se comerían"; platos con aditivos alimentarios que Santamaría considera poco saludables.

Unos 800 cocineros censuraron la semana pasada las afirmaciones del chef catalán, quien acaba de publicar el libro La cocina al desnudo (Temas de Hoy). "Con todo lo que ha pasado se han hecho juicios de intenciones y han proliferado los insultos a los que he decidido que sólo puedo y debo responder con el libro", ha dicho hoy Santamaría ante la prensa.

Pese a que fuentes del Ministerio de Sanidad han asegurado que los aditivos que se emplean en los grandes restaurantes "cumplen no sólo con la legislación española, sino con la europea", Santamaría no ceja en las críticas a algunos de sus colegas: "¿Qué queremos, dieta mediterránea de producto fresco o aditivos químicos?", se ha preguntado el cocinero.

"Cuando la industria alimentaria está obligada por ley a informar al consumidores de los ingredientes y en especial de los aditivos ¿es acaso excesivo defender el derecho de que el público reciba la información acerca de los aditivos que se emplean en los platos de algunos restaurantes? La realidad a día de hoy es que los aditivos han entrado con fuerza en la cocina tradicional. No pretendo en absoluto colocar bajo sospecha a todos mis compañeros y compañeras, pero tampoco puedo negar lo que es un hecho", señala el chef, quien reconoce que "es beneficioso que el tema de la cocina esté en el debate social".

Los beneficios de su libro

El chef ha indicado que los beneficios del libro La cocina al desnudo se destinarán en un 50% a una fundación contra la esclerosis múltiple y, la otra mitad, a una organización de defensa de los consumidores.

También se ha referido a la obesidad como "un problema grave". Santamaría ha reconocido que él mismo está enfermo y que está luchando "como un jabato" contra la obesidad, "tratando de reducir el número de ingestas". El chef afirma que ha perdido 10 kilos en dos meses y que ha pasado 15 días en un hospital comiendo el mismo menú que los ingresados.

Top Wip de cocineros