Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Tú decides, amigo"

Un instituto de tendencias de Hollywood premia la frase de Bardem en 'No es país para viejos' como la cita cinéfila más popular de 2007

La frase "Call it, friendo" (traducida como "Tú decides, amigo") que pronuncia Javier Bardem en No es país para Viejos de los hermanos Coen fue designada hoy la cita cinematográfica que más ha influido en la cultura estadounidense en el año 2007.

Esas palabras se llevaron el premio HollyWORDIE, otorgado por la organización Global Language Monitor, una institución estadonidense que analiza las tendencias del lenguaje.

El personaje de Bardem, Anton Chigurh, entra en una tienda y muestra una moneda al dependiente, una de sus posibles víctimas en el filme, a quien obliga a elegir cara o cruz. El hombre, reacio, afirma que no va a decidir sin saber a qué está jugando. Y Chigurh, tajante, le dice: "Call it, friendo".

"Un impacto salvaje"

"Esa frase ha tenido un impacto salvaje en la sociedad estadoundense", sostiene el presidente de la entidad, Paul Payack. "Al principio pensábamos que se quedaría en el segundo lugar, pero la gente la empezó a usar en su vida diaria y ha causado furor en Hollywood", aseguró. "Es una frase que va a recorrer el mundo".

El segundo lugar se lo queda "I drink your milkshake" ("Me bebo tu batido") enunciada al final de Pozos de Ambición por Daniel Day-Lewis.

En tercera posición aparece Juno y esta frase pronunciada por su protagonista, Ellen Page: "Shoulda gone to China, because I hear they give away babies like free iPods" ("Debería ir a China, dicen que reparten bebés como iPods gratis").

En el cuarto lugar, la frase estrella de 300: "This is SPARTA!" ("¡Esto es Esparta!").

Y cerrando las cinco frases más influyentes aparece una pronunciada por un personaje encarnado por George Clooney que se describe a sí mismo en Michael Clayton diciendo: "I'm not the guy you kill; I'm the guy you buy off" ("No soy el tipo al que matar; soy el tipo al que sobornar").

Global Language Monitor usa para hacer esta clasificación un algoritmo de elaboración propia, el Indicador de Predicción de Cantidades (PQI, en inglés), que rastrea la frecuencia de palabras y frases en los medios electrónicos e impresos, al igual que en Internet, la blogosfera y bases de datos.