Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bardem: "Hay que distanciarse de críticas y elogios"

El actor recibe con cautela las alabanzas tras obtener el Oscar al Mejor actor de reparto

El actor Javier Bardem, galardonado hoy con el Oscar a la mejor interpretación masculina de reparto por 'No es país para viejos', de los hermanos Coen, afirmó hoy estar emocionado, pero que todavía no lo había asimilado.

"Estoy muy contento y tengo claro que es una parada en un camino, que llevo muchos años, y no pienso cambiar mi filosofía de trabajar: Tomar tiempo, trabajar duro y tener fe", dijo el actor, que en su discurso quiso recordar a los cómicos de España como sus abuelos.

En un encuentro con los medios españoles, Bardem señaló que quería que su madre llorase. "Y ha llorado", afirmó Bardem, que estuvo sentado en el patio de butacas del Teatro Kodak de Los Angeles entre su madre, la actriz Pilar Bardem, y el actor Jack Nicholson.

El actor dijo que "todo el impacto", que supone la concesión de esta preciada estatuilla, empezará a asimilarlo mañana. "Hoy ha sido un día de mucho nervio", dijo refiriéndose, sobre todo, a que había traído doce personas desde España y la dificultad que suponía encontrar doce entradas para la Gala.

Sobre su papel del asesino sin escrúpulos Anton Chigurh, Bardem restó importancia y dijo que no lo había hecho él solo. "Desde que vi Sangre fácil siempre soñé con poder trabajar con los Coen y ha sucedido", matizó, agregando que No es país para viejos ha sido "un trabajo global que ellos (los hermanos Coen) han orquestado con talento".

Tomar distancia"

El actor también se refirió a las alabanzas a su trabajo en este filme. "El reconocimiento me parece excesivo y lo he tomado desde esa perspectiva, con agradecimiento y honor, pero con distancia. Cuando llega una película como El amor en los tiempos del cólera, donde he puesto tanto, y te sale mal, y te sacan y te matan, y los críticos te insultan, hay que tomar distancia. Y cuando ganas un Oscar y dicen que eres la hostia, también hay que poner distancia", explicó.

Sobre trabajar en EEUU, Bardem señaló que "es difícil" y más aún con un papel que se salga "del estereotipo de latino". "No hay ansiedad por llegar a ningún sitio, no veo esto como un cambio de ritmo en ningún sentido. Es una parada bonita, graciosa, bastante lúdica, pero hay que seguir al mismo sitio", dijo.

Bardem reconoció que le hacían "mucha ilusión" los Oscar a la Mejor Película y el de dirección de No es país para viejos, "decir que más que el mío parecería que tiene poca importancia lo que ha sucedido".