Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cómic narrará el 11-M

Los autores sólo reflejarán "hechos probados en la sentencia"

Los atentados del 11-M en Madrid van a ser llevados al cómic. Los guionistas Antoni Guiral y Pepe Gálvez y los dibujantes Jesús Redondo y Francis González en un ejercicio de estilo narrativo que evitará las escenas macabras y se ajustará a la sentencia del juicio para respetar la memoria de víctimas y familiares.

"Sólo habrá hechos probados en la sentencia. No vamos a inventarnos nada", apunta Guiral. El co-guionista explica que su objetivo es "hacer un libro en el que quede testimonio" de unos atentados que causaron la muerte de 191 personas.

El cómic, que publicará la editorial Panini antes de 2009 y no tiene aún título, rondará las cien páginas y contará los hechos en orden cronológico, con varios "flash-back" que enlazarán la sala de vistas con la historia en viñetas.

La sentencia como punto de partida

El juez Javier Gómez Bermúdez, que presidió el tribunal, aparecerá en la primera de esas viñetas, iniciando la lectura de la sentencia, que estableció el pasado 31 de octubre que los atentados fueron obra de "células o grupos terroristas de tipo yihadista" y que no hubo intervención de ETA en ellos, aunque no condenó a ninguno de los acusados como autor intelectual de la masacre.

Esa sentencia será el hilo que conducirá al lector paso a paso por todos los hechos que se reconstruyeron en el tribunal, hasta terminar de nuevo en la sala, donde se cierra la narración del cómic.

Sin cadáveres

A pesar de su estilo realista, los autores han rechazado mostrar cadáveres. "No queremos jugar con el morbo. Suficientemente mal lo están pasando los familiares de las víctimas como para hacerles revivir esos momentos", explica Guiral.

Lo único que no va a ajustarse a la realidad en este trabajo es la aparición de dos personajes ficticios, un periodista y un familiar de una víctima, que servirán "para vehicular algunos sentimientos difíciles de plasmar en las viñetas, como el dolor o la angustia", indica.

El referente: el cómic sobre el 11-S

Guiral, que ha sido técnico editorial de Norma Editorial y Planeta De Agostini, director técnico del Salón del Cómic de Barcelona, y crítico y guionista, se ha mostrado cauto sobre el cómic que preparan. "Corremos un riesgo evidente de que no le guste a nadie, pero no buscamos generar polémica", afirma.

The 9/11 Report: a graphic adaptation, de Jacobson y Colon -publicado también por Panini-, es el espejo en el que la obra gráfica sobre el 11-M va a poder reflejarse. "Se vio que ese estilo, para acercarse a una cosa real, funciona", destaca Guiral. Y cita a Maus, de Art Spiegelman, como otro "buen ejemplo de cómic explicativo". "El 11-S marcó un hito en el mundo del cómic", añade.

El propio Spiegelman también quiso acercarse a lo ocurrido el día de los atentados en las Torres Gemelas -Sin la sombra de las torres (Norma Editorial)-, aunque lo hizo de una forma personal y autobiográfica.

La historieta como medio de comunicación

Los atentados de Nueva York y todas sus consecuencias han encontrado un hueco en las páginas de las novelas gráficas, en un momento en el que, según Guiral, "la valoración de la historieta como medio de comunicación está creciendo".

Así se muestra en obras tan complejas como Leones de Bagdad, de Brian K. Vaughan, que narra los primeros días del bombardeo de la ciudad vistos a través de animales de zoo; Metralla, de la israelí Rutu Modan; o las tiras que Joe Sacco -Palestina: en la franja de Gaza, Gorazde: zona protegida- dibujó sobre la guerra para el periódico The Guardian.

Los superhéroes también son críticos

También el cómic tradicional sobre superhéroes ha entrado a plantear un escenario parecido a la realidad. La editorial Marvel "está haciendo una traslación que resulta psicológicamente interesante", según Guiral, "con su línea Civil War". En ella, un enorme atentado divide a los protagonistas en dos bandos, que comienzan a luchar a favor y en contra del Gobierno de EE UU.