Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imanol Uribe recupera el cine de aventuras en 'La carta esférica'

Aitana Sánchez-Gijón y Carmelo Gómez protagonizan la adaptación de la novela de Arturo Pérez-Reverte

El director Imanol Uribe recupera el ritmo narrativo del cine clásico de aventuras en La carta esférica, adaptación cinematográfica de la novela homónima de Arturo Pérez Reverte que cuenta con "una potente historia de amor como telón de fondo" encarnada por Aitana Sánchez-Gijón y Carmelo Gómez.

La adaptación al cine de una novela de Arturo Pérez Reverte ¿puede ser buena? Según el propio escritor, "sí". Es más, la película La carta esférica, de estreno en todo España el próximo viernes, lo es. Así de rotundo se mostró el cartaginense la mañana del miércoles en la presentación a la prensa de la adaptación al cine de su novela homónima dirigida por Imanol Uribe y protagonizada por Aitana Sánchez Gijón y Carmelo Gómez. Una presentación que contó con la asistencia, en las sillas de prensa, del alcalde de Madrid y político de posibles, Alberto Ruíz Gallardón.

La carta esférica es la historia de Coy (Carmelo Gómez), un marinero sin barco, que se enamora de Tánger (Aitana Sánchez Gijón), una misteriosa funcionaria, y de cómo los dos se embarcan a la búsqueda de un tesoro en el fondo del Mar Mediterráneo. Una película rodada durante nueve semanas entre Cádiz, Murcia, Cartagena, Madrid y Barcelona y que respeta, exceptuando el final, el argumento y los personajes del best seller de Reverte.

Un novelista que no es ajeno para parte del equipo de la película. Por un lado, Enrique Cerezo, el productor, ya financió Alatriste de Agustín Díaz Yanes, la taquillera superproducción basada en todas las novelas del capitán más famoso de la literatura española contemporánea. Y por otro lado, Carmelo Gómez ya protagonizó en 1997 Territorio Comanche, la película basada en la novela homónima del escritor sobre sus vivencias en la guerra de la ex - Yugoslavia.

Una producción que, según su director, Imanol Uribe, "fue mucho más que un rodaje, fue una vivencia". Durante semanas, el equipo se apiñó en barcos y zodiacs en las costas de Murcia y Cádiz para filmar las escenas en alta mar y el movimiento de las embarcaciones provocó varias bajas entre el equipo técnico a causa de los mareos. "Por primera y única vez pensé por un segundo que no iba a superar el reto", relata el director no sin ocultar su satisfacción al haber superado la prueba: "Cuando al final sale bien, pocas alegrías hay en la vida que puedan superar ese sentimiento".

Pero si había alguien en el rodaje ávido de nuevas sensaciones, ese era Carmelo Gómez. Con su habitual desparpajo contaba como uno de los conflictos que tuvo con el director fue al comunicarle su decisión de rodar, sin dobles, las escenas submarinas a 27 metros de profundidad. Finalmente, Imanol Uribe accedió y permitió que el actor se sometiera a un duro entrenamiento para poder filmar dichas escenas. Ahora, el actor recomienda a todo el mundo el buceo, incluso a Ruíz.Gallardón: "Alcalde, deje las motos y bucee: allí nadie le habla".