Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord para Gris en Nueva York

'Le pot de géranium', vendido por encima de su valor máximo estimado de 18 millones de dólares

Los artistas Alberto Giacometti, Joan Miró y Juan Gris batieron récords en una subasta celebrada anoche en Christie's, en la que el entusiasmo por el mercado del arte se manifestó en buenos precios de venta. La obra de Gris Le pot de géranium (1915) sobrepasó su propio récord al venderse en 18,5 millones de dólares, cifra que se sitúa ligeramente por encima del estimado máximo de 18 millones de dólares.

El anterior récord de Gris era de 8,4 millones de dólares, alcanzado cuando esta misma obra se vendió en mayo del 2002 en la casa rival Sotheby's. La pintura, un colorido bodegón de estilo cubista, está considerada como "una guía para entender la composición del artista, su tema favorito, sus intereses formales y sus preocupaciones cromáticas", según los expertos de Christie's. "La pintura muestra la expresión del cubismo sintético más profundamente inventiva y ricamente imaginativa de Gris, todo esto imbuido del genio de un maestro del color", señala el catálogo de la subasta de Arte Moderno e Impresionista de la firma.

Otra de las estrellas de la noche fue Joan Miró, cuya escultura Project pour un monument (1981) superó las expectativas tras ser adquirida por un marchante europeo en 9,8 millones de dólares, muy por arriba de su valor estimado máximo de cinco millones de dólares. El precio de venta supone un nuevo récord para una escultura del artista, y uno espectacular, al superar el de 1,1 millones de dólares logrado por la venta de Personnage hace exactamente un año en Sotheby's. La obra de Alberto Giacometti despertó mucho interés en la subasta y, entre sus esculturas de bronce, destacó L'homme qui chavire (1950), vendida en 18,5 millones de dólares, un récord mundial para el artista suizo.

El perfil del comprador

El precio de venta superó con creces el calculado máximo de 8,5 millones de dólares, y puede que refleje el particular gusto de los compradores de esta noche, en su mayoría europeos, por su obra. De hecho, otra de sus esculturas, Femme de Venise I (1957), también se remató por un precio que casi duplica su valor estimado máximo de 4,5 millones de dólares, esto es, en 8,1 millones de dólares. La escultura fue adquirida por un marchante europeo. Otro artista que marcó récord fue el impresionista Paul Signac por su obra Arriére du Tub (1888), vendida en 11,6 millones de dólares (su anterior récord, de 6,6 millones de dólares, lo había establecido por la venta de Les Andelys, Les Laveuses, en 2005).

El óleo de Picasso Tete et main de femme (1921), que había estado en la colección de los herederos de Alphonse Kann desde que le fuera restituido en el 2003, se ubicó entre los diez lotes mejor vendidos de la subasta, al rematarse en 18,5 millones de dólares. Otros artistas destacados fueron el expresionista alemán Ernst Ludwig Kirchner, con la venta de Dodo mit grossem Facher en 12,9 millones de dólares, y René Magritte -que raramente sale a subasta- por la venta de Le Banquet, en 6, 7 millones de dólares. La subasta se caracterizó por una puja animada y sólidos precios para obras en papel y del expresionismo alemán, esculturas y prácticamente todo lo ofrecido, según el subastador y presidente honorario de Christie's America, Christopher Burge.

El experto descartó que el interés de esta temporada por ciertos medios o artistas tenga que ver con una tendencia o patrón, sino más bien de lo que está disponible en el mercado y de la calidad de las obras, que fue generalizada. El total de la subasta fue de 236,4 millones de dólares -cerca del estimado máximo de 245 millones de dólares-, por la venta de 68 lotes de los 78 ofrecidos. El perfil de los compradores fue muy interesante: 29% de EEUU -quizá, el más bajo del que se tenga memoria, según Burge-; 48% de Europa; 2% de Asia, y 21% "otro". "Este 'otro' es muy interesante y refleja lo internacional que se ha vuelto el mercado del arte", dijo Burge, para quien un factor que habría influido en el resultado de la subasta es la debilidad del dólar frente al euro.