Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Xº Festival de Cine de Málaga

Alfombra roja para todos

El Xº Festival de Cine de Málaga se inaugura en medio de protestas sindicales y cívicas

Parecía una película de José Luis Berlanga pero no, era real. Cuatrocientos trabajadores de la empresa de telefonía Vitelcom se manifestaron junto a miembros de la plataforma Creadores Invisibles durante el glamuroso desfile de personalidades previo a la gala de inauguración del X Festival de cine de Málaga. Los primeros protestaban contra el cierre de su empresa, los segundos contra el despilfarro institucional del festival. Mientras tanto, los organizadores, las estrellas y los fans no daban crédito a sus ojos.

Ataviados de blanco y provistos de llamativas pancartas, la plantilla al completo de la empresa de telefonía malagueña Vitelcom se resistía a morir en silencio. Cristobal Flores Aranda, miembro del comité de empresa, exponía así su acción: "El cine español va mal y hay que apoyarlo. Nuestra empresa también y por eso pedimos el apoyo del cine español". Desde enero la empresa está en suspensión de pagos y con la amenaza de cerrar definitivamente. Aunque a pesar de los esfuerzos, los gritos de "Vitelcom no se cierra" a duras penas se podían discernir entre la histeria de las fans de Juan José Ballesta o Paco León.

A los Creadores Invisibles se les distinguía por sus carteles de I love E-MULE o de Viva el Peer 2 Peer y por sus persistentes tamborilladas. Estos artistas locales denunciaban el alto coste del festival y la falta de infraestructuras culturales en Málaga. Su portavoz, Nicolás Sguiglia, anunciaba, además, la ocupación este sábado por la mañana de un edificio abandonado en la céntrica plaza de Merced para usos culturales y asociativos. La Ministra de Cultura Carmen Calvo, que se explayó con los medios locales y nacionales, pasó de puntillas por el rincón en el que se encontraban.

Pero el espectáculo continuó como previsto. El de las numerosas estrellas del cine español que entraron al Teatro Cervantes sin prestarles demasiada atención para asistir a la gala de apertura del festival de cine español más importante. Cumple 10 años y hay mucho que celebrar. Por lo pronto, que ya hay un festival de cine en el mundo con alfombra roja para todos.