Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barceló presenta el retablo cerámico que decorará la capilla del Santísimo de la catedral de Mallorca

El pintor mallorquín ha dedicado siete años a la consecución de la obra

El pintor mallorquín Miquel Barceló ha explicado hoy en rueda de prensa los pormenores de su intervención en la capilla del Santísimo de la catedral de Mallorca. El artista ha dedicado siete años a crear un retablo de cerámica en el que se recrea el milagro de los panes y los peces, que será inaugurada el próximo viernes por los Reyes. Barceló ha admitido que le "preocupaba" que la pieza "quedara como una cosa desligada de la totalidad" y no encajara "con naturalidad" en la seo.

Las dimensiones iniciales del retablo eran "bastante humanas", pero después empezó a crecer hasta alcanzar "casi 14 metros de altura", ha precisado Barceló, quien no estará presente en la misa que se celebrará con ocasión de la inauguración de la capilla, a cuya bendición sí acudirá. "Con la Iglesia hemos topado", ha confesado Barceló que le advertían sus amigos para avisarle de los problemas que podría tener con el clero que, en contra de esta tesis, le dio "gran libertad" para desplegar su creatividad, ha asegurado Barceló, que se declara no creyente.

La pieza recubre casi completamente una capilla de 300 metros cuadrados y ha sido realizada en Nápoles, concretamente en Vietri. La cerámica corresponde a un único pedazo y funciona como un "puzzle" que se ha instalado en la pared a partir de las grietas naturales que se abrieron. El retablo cerámico "es una obra coral", en la que han intervenido "casi todos los estamentos" de la isla, que "tiene fama de conservadora", ha subrayado el pintor, quien ha agradecido el apoyo del Gobierno balear cuando la obra estuvo "paralizada".

El artista ha asegurado que "nunca", en contra de lo que se ha llegado a decir, ha tenido que modificar nada de su proyecto, para el que ha creado también cinco vitrales, en los que con los dedos ha hecho las formas de las raíces, una espina, las ramas de un árbol y ondas.

Barceló, que ha sido también el artífice del mobiliario litúrgico de la capilla, ha incidido en que desde el comienzo percibió el tema del milagro de los panes y los peces como "propio de su mundo personal".

En su intervención, el obispo de Mallorca, Jesús Murgui, ha destacado a los medios de comunicación que con la bendición de la capilla la Iglesia "está expresando a todo el mundo su valoración del arte contemporáneo" de la mano del "importantísimo artista" que es Barceló.