Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tesoro del Señor de Sipán sale por primera vez de Perú y se exhibe en España

El Museo Arqueológico de Alicante es el único museo del mundo en el que se podran ver las 133 piezas que forman la exposición

Perú ha cedido uno de sus mayores tesoros al Museo Arqueológico de Alicante: se trata de una colección de piezas que forman parte del tesoro encontrado en las tumbas reales del Señor de Sipán, que salen por primera vez de su país de origen y que se podrán ver sólo en la ciudad española. Son 133 piezas que forman parte de la cultura Moche, de los siglos I al IV.

Objetos de terracota, oro, plata, lapislázuli, turquesa y cobre dorado pertenecientes a la cultura Mochica conforman esta gran muestra, que supone una primicia internacional, ya que no está previsto que se exhiba en ningún otro país. La primera dama del Perú, Eliane Karp de Toledo, y el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, han sido los encargados de presentar esta exposición que, bajo el título El Señor de Sipán, misterio y esplendor de una cultura pre-inca, incluye la recreación de la tumba, así como ornamentos y emblemas que eran símbolos de poder, cerámicas, orejeras y mosaicos que representan al Señor de Sipán y animales como símbolos religiosos.

La cultura Mochica o Moche, una de las más evolucionadas y complejas del Nuevo Mundo, se desarrolló entre los siglos I y VII después de Cristo en la larga y angosta franja desértica de la costa norte de Perú, donde se encuentran los restos de sus colosales templos piramidales, palacios, fortificaciones, obras de irrigación y cementerios que testimonian un alto desarrollo artístico, tecnológico y organizativo.

Los arqueólogos consideran la tumba de Sipán en Lambayeque (Perú) un hallazgo comparable a los descubrimientos de Tutankamón y de la ciudadela incaica de Machu Picchu. Fue en 1987 cuando el arqueólogo Walter Alva y un grupo de restauradores, estudiantes y obreros consiguieron rescatar de entre las profundidades de la tierra un conjunto de tumbas y un tesoro compuesto por más de un centenar de pieza. Se trataba de joyas de orfebrería labradas en oro y otros materiales preciosos de la Necrópolis del Señor de Sipán, santuario de uno de los personajes de la alta jerarquía de la cultura Moche. Han sido necesarias tres décadas para recuperar estas tumbas funerarias y otros tesoros situados en la localidad de Lambayeque, donde se encontraban dos grandes pirámides de adobe a las que se accedía a través de grandes rampas.

La primera dama peruana ha confirmado que es la primera vez que las piezas que se exhiben en el MARQ salen del Perú, lo que representa "una exclusividad" fruto de "mucho trabajo y de una excelente relación" entre la Diputación alicantina y el Gobierno de Perú.

Visión desconocida de Perú

La exposición, que ocupa las tres salas temporales del MARQ hasta el próximo 23 de junio, muestra al público una visión muy poco conocida del Perú, ya que la cultura Mochica comenzó a entenderse mejor y en su extensión a partir del descubrimiento de esa tumbas, en 1987. "Esta cultura es un mundo extraordinario por su sofisticación, por su enorme espiritualidad y por su capacidad de trabajar el metal y, sobre todo, de hacer riego y trabajar la agricultura" en una zona completamente desértica, ha dicho Eliane Karp de Toledo. Asimi

Además, la primera dama de Perú ha explicado que existe una afinidad con el mundo egipcio, aunque se desconoce si pudo haber contactos entre ambas culturas. Por otra parte, ha señalado la reciente campaña que impulsa el Gobierno peruano para recuperar varios miles de piezas de gran valor simbólico para su pueblo que fueron descubiertas en Machu Picchu y trasladadas posteriormente a Estados Unidos, donde se encuentran.