Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso Cueto narra los horrores de la sociedad peruana en su libro 'La hora azul'

El escritor peruano Alonso Cueto (Lima, 1954) ha aprovechado la presentación en Madrid de su novela La hora azul (Anagrama), ganadora del Premio Herralde 2005, para reflexionar en voz alta sobre el sufrimiento y la vida. "El horror, al igual que el amor, es una vía de conocimiento, una llave para conocer el otro lado de la realidad", ha dicho.

Jorge Herralde, editor y director de Anagrama, ha explicado que la novela de Cueto es una especie de díptico que se complementa con Grandes miradas, donde el autor nuestra el horror sobre el que fundamentaron su poder Alejandro Fujimori, ex presidente peruano refugiado en Japón, y Vladimiro Montesinos, su siniestro número dos, actualmente bajo arresto en Perú.

"Con esta novela Cueto llega a su cúspide, y si antes hablaba de Fujimori aquí habla de Sendero Luminoso, pero aparte de pintar un crisol de la sociedad peruana hace un viaje al interior de la condición humana haciendo una especie de tragedia griega", ha resumido Herralde.

La hora azul está basada en un hecho real, que le contó al autor un amigo, hace 3 ó 4 años. Se trata de la historia de un militar a cargo de un cuartel en Ayacucho que convivió con una prisionera hasta que ella huyó. Ambientada en la Lima de los finales de los noventa, La hora azul es la historia del doctor Adrián Ormaechea, un abogado próspero que vive en una zona acomodada de Lima, que, al morir su padre, conoce que éste estuvo a cargo de un cuartel, en la zona de Ayacucho, en la época de enfrentamientos entre el Ejército y Sendero Luminoso, donde se cometieron verdaderas atrocidades.

"Un cuento de hadas al revés"

Cueto, que ha aprovechado el acto para agradecer al jurado el premio, y a "esta editorial porque defiende el derecho de los lectores a leer obras de gran calidad", ha explicado que su obra es una especie de "cuento de hadas, pero al revés porque el protagonista procede del país de las hadas, del confort, pero se encuentra con el infierno, con una realidad muy diferente y con el descubrimiento del horror".

Y es que según ha relatado este escritor, el libro se divide en dos partes, una que narra la obsesión de este hombre por encontrar a esta mujer que fue prisionera de su padre, y una segunda que lo que narra es el viaje interior del protagonista cuando descubre la verdad. "Se trata de una exploración de la maldad, de lo prohibido. Es una reflexión sobre aquellos momentos en que las zonas oscuras, postergadas y olvidadas que afloran y reaparecen en nuestra vidas", ha dicho.

Alonso Cueto es autor de 12 libros de narrativa, entre cuentos y novelas, y ha recibido el premio Wiracocha por su novela El Tigre Blanco, el premio alemán Anna Seghers por el conjunto de su obra y la beca para escritores de la Fundación Guggenheim (2002). Además, está considerado el sucesor generacional de Vargas Llosa, y Bryce Echenique.